viernes, agosto 17, 2007

Grandes mentiras

Hay muchas grandes mentiras, pero dos de ellas me las he creído hasta hace bien poco: Ser flexibe profesional y personalmente es un valor que te ayuda a progresar y es muy valorado. Ser una todoterreno laboralmente te ayuda a progresar... En realidad, nos intentan hacer creer que ser flexible y ser una todoterreno es bueno pero solo son las cualidades del perfecto esclavo social... una gran mentira.

Tú puedes ser una personas muy flexible pero si la gente que rodea no lo es o lo es muy poco acabas siendo su sierva... porque ellos tienen sus gimnasios (quien dice gimnasio dice cualquier tipo de hobby, clase...), sus compromisos inamovibles y, como tú estás dispuesta a cambiar la hora de tu ginmasio a hacer un reajuste de agenda, eres tú la que siempre lo hace, la que siempre se está plegando a los planes de los demás... hasta que un día te das cuenta de que te pasas la vida improvisando y corriendo para satisfacer a todo el mundo y nadie cambia una sóla cita ni hace el más mínimo esfuerzo para coordinarse con lo que a ti te viene bien... y te das cuenta de que lo de que ser flexible es bueno es una gran mentira y tu eres una gran imbécil...

En el trabajo te dicen que ser todoterreno es lo mejor... lo mejor para ellos, habría que añadir, no lo mejor para tí... porque si tu sabes hacer de todo y los demás no se han tomado el esfuerzo de aprender nada más allá de entrevistar al presidente del gobierno o hacer reportajes sobre el conflicto vasco... cuando haya que entrevistar al presidente o hacer un reportaje sobre el conflicto vasco lo harán ellos, porque es lo único que saben hacer y porque hay que sacarles rentabilidad... al hacer un trabajo de renombre, sobre todo si lo haces muchas veces y no lo haces muy mal, acaban considerándote un experto... y ya no habrá quien te mueva de tu puesto soñado...

Si eres versatil... cuando haya que hacer los trabajos mierda, los harás tú... porque eres la única que sabes hacerlos... ¡qué lo haga la perri, que puede hacer cualquier cosa!... y, perrinos, las cualquiercosa siempre son mierda... no hay como hacerse la tonta y negar que sabes hacer las tareas más tediosas para evitar hacerlas... si nadie sabe hacerlas no es tu problema... sino de tu jefe que solo contrata a guays...
Ser versatil solo te sirve para quedarte con los peores trabajos.

Esta exposición es un poco radical pero es cierta. Por supuesto hay grados de flexibilidad y versatilidad.... quizá yo los tenía muy altos y vaya a pasar a niveles mejores para MI vida... ¿Qué pasaría si todos fuesemos tan poco flexibles? No lo se, pero a mucha gente que me rodea les va muy bien... asi que...

13 Comments:

Blogger Merisuan said...

Desde siempre, el inflexibe es el que manda, el que se puede pagar el gimnasio, y como no tiene que hacer horas extra tiene incluso tiempo para ir.
Por desgracia, la flexibilidad les va bien a los del circo, los labradores, albañiles... pero siempre hay detrás un jefe más tieso que una vela.
Yo no me toco los pies sin doblar las rodillas... como soy poco flexible... pues eso, que doblo las rodillas, y ajo y agua.
Ánimo, poco a poco irás perdiendo flexibilidad.

11:58 a. m.  
Blogger Dr. Alban said...

No es un análisis exagerado. Cuando se habla de la flexibilidad en el trabajo es porque alguien no flexible (es inflexible). El mundo funciona de esta manera, desde un punto de vista ecológico-energética (es decir, de conservación de la energía: para que haya alguien inflexible, debe existir alguien inflexible).

Esto tipo de análisis se puede extrapolar a prácticamente cualquier ámbito de la vida.

Bueno, y me voy callando que parece que estoy sentando cátedra, y no es mi intención.

2:02 p. m.  
Blogger Gato said...

Sentar cátedra no sé... pero yo me he perdido un poquitín, dr. Alban

4:36 p. m.  
Blogger Dr. Alban said...

Si hacemos un análisis de las relaciones humanas "como si fuera" un sistema termodinámico en el que el punto de equilibrio es una persona de flexibilidad media, en el momento en que hay personas cuyo grado de flexibilidad es negativo (o inflexible) debe existir otra persona que tenta un grado de flexibilidad positivo (muy flexible) para que la primera persona (la inflexible) pueda relacionarse con los demás.

Es decir, que si tomamos las relaciones de las personas como punto cero de energía, para que esta se conserve debe existir personas con "energía" negativa y positiva.

Espero haberme explicado.

Eso espero.

8:34 p. m.  
Blogger Luis said...

Flexibilidad....un día me pidieron que me tocara el suelo con la palma de las manos (sin doblar las rodillas, claro).
Lo intenté, de veras que lo hice pero, finalmente, decidí que yo era flexible porque tocaba el suelo con la planta de los pies. Total, tampoco tenía ningún objetivo el hacerlo con las manos.
Bueno, creo que ser flexible tiene sus ventajas...simplemente hay que saber hasta dónde puedes doblarte!
Un beso.

3:08 p. m.  
Anonymous Little Canarian Bird said...

Dios mío, Perri, ¡¡cuánta razón tienes!!

2:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

En este puto país todo dios piensa que trabaja más y mejor que el resto.

10:05 a. m.  
Blogger Skézenté said...

De exageración nada, tienes más razón que una santa. Suscribo totalmente lo que expones y, además, me ha gustado tu blog y me he reído un montón.
Un abrazo!

7:33 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

si no te gusta su manera de ser porque convertirte en uno de ellos? Que a ellos les vaya bien no quiere decir que a ti te vaya a ir mejor, cada uno tiene su forma de ser. Estas segura que esa es la forma en la que quieres vivir? Siendo una inflexible, ser una "que se aguanten los demás",... Creo que el problema es que todavía no has encontrado a gente como tú. Gente flexible y comprensible con la situación de cada uno.

Llevó algunos dias leyendo tu blog y me gusta mucho!

Saludos!

1:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Soy la de antes,... también queria decir que no has exagerado para nada. Gente así la hay a montones! Pero hay que ser tolerante, aceptar a cada uno como es. Ser flexible no quiere decir ser tont@ e ir al ritmo de los demás. Debes marcar unos límites y ser flexible con quien realmente lo merezca. Con los inflexibles pues inflexibilidad con los flexibles pues sé tu misma!!!

1:47 p. m.  
Blogger PRIMAVERITIS said...

De acuerdo.
la mala noticia es que una no se hace inflexible así como así, hay que clavarse una viga de acero en el espinazo y eso duele.
no, no merece la pena.

2:29 p. m.  
Anonymous cube said...

Hombre, como cualidad, yo opino q ser versatil y flexible es todo POSITIVO. Ahora bien, otra cosa es el uso q hagamos de nuestra "flexibilidad", a saber, cuando nos convenga la sacamos a flote, y cuando no, la escondemos y santas pascuas.

10:17 a. m.  
Blogger GUANDARRRR said...

Jo Perri.... cómo te entiendo :(. Se supone que si eres flexible, comprensiva, tolerante, cuidadosa... deberían apreciarle más a una, pero no es así. Cuando das la mano te cogen hasta el codo. Me temo que también lo tengo muy comprobado, en todos los terrenos de la vida. Cuanto más das, más quieren, y más se malacostumbran. Lo que empezabas haciendo como un acto generoso se convierte en exigible, ya sea en la vida profesional o en la personal. Hay momentos en que a los inflexibles tienes que decirles BASTA, y cortar de cuajo, porque si no, no hay manera, créeme. Estoy de acuerdo con anónima, con los flexibles genial (hay gente como tú, en serio, y es fantástico cuando los encuentras: mundo laboral, personal...) A los otros, hasta que no se les da un corte o pasas de ellos, no aprenden.

1:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home