jueves, agosto 02, 2007

De vuelta: la ira

Pequeños, recordais a Ortega Lara, pues así más o menos me han tenido a mi... laboralmente. Pero he vuelto... con el hacha en ristre y más afilada que nunca...

Debido a las mil horas de trabajo semanales y el tocacojonismo profesional de mis superiores me hallaba yo muy muy muy pero que muy saltante... la perri era como una bomba llena de 'quetedenpoljare's que llegaron hasta los labios y murieron allí para que su dueña pudiese sobrevivir laboralmente y que se convirtieron (nada desaparece, todo se transforma) en luxaciones de hombros, contracturas de clavícula, pupitas en la boca, cosas raras rojas en las corvas...

El caso es que así iba la perri por la calle: llena de tensión, ira, dolor de espalda, dolor de boca, picor de corvas, calor absoluto y aplastante....

Iba la perri pensando en mandarlo todo a la mierda y dedicarse a algo más mejor como examinar eces de cachalote con disentería o explotarle los granos anales y purulientos a ratzinger... cuando un coche pasó tan cerca tan cerca de ella que su tubo de escape le cauterizó la cosa rara roja y psicosomática que le había salido en la corva...

Fue como tirarle del rabo a un oso ambriento. La perri levantó sus brazos e hizo un gesto que, en el lenguaje corporal, se traduce como: tu eres tonto del culo has estado a punto de atropellarme...

Todo hubiese quedado en un simple estiramiento,... pero no... el conductor era un provocador... para su coche y bajó la ventanilla... el quería llevar a la perri al límite... pero lo que no sabía es que la perri ya estaba al límite y más allá...

¿Qué pasa?... dice un meo de pie, calculo un par de años mayor que yo (o quizá mal conservado)..

Esto es un paso de peatones y tienes que dejar que pasen los peatones (Hola, hoy aprendemos la utilidad de las cosas con la perri. El puente es una cosa que sirve para que la gente pase por encima... el hacha es una cosa que sirve para que la perri te cercene el pito... tu pito sirve para poco más que para que mees de pie y la perri afile su hacha)...

Pero si no te he pillado...

(QUE::: QUÉEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE.... PODER PÉRRICO... HACHA DEL INFIERNO VEN A MIIIIIIIIII)... Ohhhh muchísimas gracias, gracias por no pasar tu coche por encima mio... espera que te lo agradezco....

Vete a tomar por el culo guapa...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA (mentalmente: la perri le introduce el tubo de escape rectalmente y luego le hace beberse el aceite y el líquido de frenos y le clava del guardabarros entre las uñas de los pies)... En la realidad: Eres, eres, eres,,,,, un tio con una papada como yaba (mentalmente: !!!!!!!!!!!!!!!!!! pero, qué estoy diciendo??????????????... perdona, asesino en serie, elegir cuadros vichy para cercenar miembros es de un gusto pésimo... esa tela solo merece amnistía en la costa)...

El tío arranca... yo me quedo en el paso de cebra como si le hubiese lanzado un chicle a un tanque... pero, pero... por el retrovisor veo que el tío se toca la papadaza... y me siento bien, mala, muy muy muy mala (y eso me hace sentir todavía mejor),...

COntinuo hacia mi casa y siento la espalda me duele un poco menos y que casi puedo caminar erguida... sí, soy mala y qué.

9 Comments:

Anonymous gaby said...

Perri, eres mi idola. Te he visualizado metiendole el tubo de escape al hombre papada y haciendolo beber el aceite y....... Aún sonrio ante la idea. ¿Verdad que ser mala en ocasiones nos hace sentir muy pero muy bien?.

1:48 a. m.  
Blogger YAIZA said...

me encantaría tener esa capacidad para soltar comentarios jocosos en el momento más indicado. Seguro que está desde entonces mirándose al espejo totalmente preocupado por su papada.

12:44 p. m.  
Blogger Zagloso said...

Mala Perri, mala. Espero que ni se te ocurra volverlo a hacer. Es cruel y de muy mal gusto...Lo de tenernos tanto tiempo sin tí. El resto es poco.

2:33 p. m.  
Blogger ZaraJota said...

Eres mala, eres cruel y me encanta tenerte de vuelta :D

2:38 p. m.  
Anonymous laperri said...

Gracias perrinos... tengo tantas cosas que contar...

4:33 p. m.  
Blogger Rocío said...

Yo un par de veces he estado a punto de tirar la bolsa con la compra (sobre todo cuando llevo cosas contundentes, que puedan romper cristales) contra la ventanilla trasera del fernando alonso de turno que casi me atropella en un paso de cebra cuando ya llevo un día de mierda (en la ciudad donde trabajo tienen una norma de tráfico no escrita que dice que si el conductor te hace un gesto con la mano-a medio camino entre la señal de parar de un guardia urbano y el saludo de una infanta desde la carroza en una boda real- ellos se hacen con la preferencia). Con un poco de suerte el tipo estampará su coche contra un muro por ir mirándose la papada en el retrovisor...

9:23 p. m.  
Blogger Luis said...

Mala? Eres bueníiiiiissssssiiiimmmaaaa perruzina! I love you

10:30 a. m.  
Blogger blondie said...

Pues cuenta, cuenta, que te extrañabamos

4:17 p. m.  
Blogger Gato said...

Casi lloro. Eres un tío con papada como Yaba. ¿Por qué no digo yo cosas así? ¿Por qué?

10:41 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home