miércoles, mayo 30, 2007

la chaqueta negra

La chaquetina negra es esa prenda todoterreno que te saca de cualquier apuro, siempre te apetece ponerte y que toda mujer debe tener porque es tan necesaria para su vida como el aire o los bocadillos de nocilla.

Bien. yo tenía dos. y a las dos se las ha tragado el asiento de un taxi (taxis diferentes, en realidad). Una era una chaqueta de lanilla tipo abuelita o señora años 50, muy calentita que me encantaba. Desapareció en diciembre de 2006 en el asiento de atrás de un taxi en un trayecto entre colón y mi calle.

La segunda era una chaquetina que llevaba conmigo la friolera de ocho años. Era de lana fría y, como podreis suponer por su longevidad, de muy muy muy buena calidad. Me encantaba porque podía ponérmela con un supervestido o con una camiseta mugrienta que nunca desentonaba. Desapareció el fin de semana pasada en un taxi gijonés entre cimadevilla y mi calle.

Así que, amigos míos, si teneis una chaquetina netra nunca nunca NUNCA la dejeis sobre el asiento de atrás de un taxi porque se´rá engullida por el monstruo que duerme en los asientos de atrás de los taxis y se alimenta de chaquetinas negras.

Hoy he salido a comprar otra para suplir el hueco que las anteriores habían dejado en mi corazón. Pero no está a la altura. Solo llega a la categoría de pseudochaquetina negra porque porque... no cumple la función de proteger del frío ya que es de manga corta y tampoco es básica funcional ya que tiene el cuello redondo pero escotado... estoy desalada... una chaquetina negra no puede ser nunca sustituida.

Si un día vais en un taxi madrileño o gijonés y derepente, al pasar por un bache, el asiento de atrás os escupe una chaquetina negra... sabed que es mía. Snif

5 Comments:

Blogger querida_enemiga said...

Mira, así empezó Juanes con su camisa negra y mira qué lejos ha llegado. Haz una cancioncilla para la chaqueta negra.

¿Te serviría una americana negra de Mango o tiene que ser chaqueta de lanilla? Lo digo porque yo me compré la americana con el morro torcido y poco convencida, y le he dado mucha salida...

Besos.

10:56 a. m.  
Anonymous EFE said...

Ajá... Eres DE ESE TIPO DE GENTE QUE OLVIDA COSAS...

Como mis alumnas, vaya. Ah, no, que he dicho "gente".

Perri, el problema básico es que vas en taxi. No cojas los taxis. Los taxistas son malos. Tienen mala cara. Y te miran mal. Sobre todo cuando huelen en ti que eres de los que odias los taxis.

¡Malvados, malvados taxistas!

PS: Yo tengo dos chaquetas negras, pero te valdrían como tienda de campaña. Si vas de excursión al campo, avísame.

11:45 a. m.  
Anonymous Anómalo said...

Perrina, las oficinas de objetos perdidos ¡existen! No tienes garantías, pero por intentarlo...
La de Madriz está en Legazpi y hasta que pasan cinco años no devuelven los hallazgos a los taxistas correspondientes.
Creo que el plazo de cinco años tiene que ver con que la moda es cíclica.
O no.

3:02 p. m.  
Blogger Quesito said...

Yo tengo una americana negra, Querida Enemiga, que lo mismo me la pongo para salir arreglada que para ir a la calle ¡¡y queda bien!!
Lo malo de estas chaquetas tan multifuncionales es que se van haciendo viejas y crían pelotillas... y la pena que da desprenderse de ellas es peor que perderlas en un taxi!

""estoy desalada...""
¿sin sal?

(perdóooon, chiste malo)

3:50 p. m.  
Blogger Luis said...

Hablando de chaquetinas..se nota que eres asturiana...mira lo que has creado

www.chaquetinaporsirefresca.blogspot.com

Enhorabuena por tu blog, me encanta.

12:03 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home