miércoles, octubre 04, 2006

yo tambien soy comprada

Hoy, haciendo mi ronda diaria por los blogs de mis miguitos he descubierto un hecho dramático: la mama del zagloso compró al zagloso en una mercería.... pero esta triste historia es aún más triste y traumatizante para mí. He de confesar una cosa terrible: ¡LA PERRI TAMBIÉN FUE COMPRADA!....

Cuando la perri era cachorrina su padre, el perrifather, le reveló sin paños calientes su origen: "TE COMPRAMOS EN EL RASTRO A UN NEGRO". ¿Por qué el perrifather le repetía constántemente esta cruel historia? ¿Por qué encontraba divertido que la pequeña cachorrina creyese que había sido adquirida cual bolso de imitación o transistor? ¿Qué sentido tenía? ¿En qué momento exactamente urdió el parrifather este cuento/reallity? ¿consumía el perrifather sustancias cuando la perri era cachorrina?...

El caso es que la perri estaba convencida de que había sido adquirida a un negro en el rastro ¿Cómo no iba a estarlo? ¿Cómo iba a pensar que su padre la engañaba con tal cruel realidad sin ningún objetivo? ¿Cómo, si pensaba que el mundo se dividía en el país de las personas (también conocido como Gijón), el país de los enanos (también conocido como Meliá... de donde el perrifather le había traído una pastilla de jabón pequeñita que llevaba el nombre del país en el envoltorio) y el país de los gigantes (también conocido como Pittsburgh, de donde el perrifather le había traído un lapiz del tamaño de su brazo -del de la perri, digo-, no iba a creerse que un día estuvo en un manta junto a un bolso?

Un día, laperri iba caminando con el perrifather por el drugstore (eran principios de los ochenta y gijón era hippy). Allí, en el drugstore sentado tranquilamente tomándose un café (creo recordar) había un señor negro (vuelvo a recordar que eran principios de los ochenta en gijón... vamos que puede que fuese el único negro que había en la ciudad y desde luego el primero que veía la perri en su vida).... y claro... pasó lo que tenía que pasar.

Porque aunque la perri creía que el mundo se dividía en el mundo de las personas, los enanos y los gigantes... la perri no era tonta... y su pequeño perri cerebró razonó de la siguiente forma: "a mi me compraron a un negro en el rastro. Este señor es negro y estamos en el dragstore.... ¡ME VIENEN A DEVOLVERRRRRRRRRRRRRR!".... y, desde luego, no estaba dispuesta a abandonar mi casa y mis pinypon... ¡NO!...

Así que... con las únicas armas que tenía a mi edad (por aquella época aun no tenía hachita)... me defendí. Empecé a llorar, a gritar y a superpatalear al grito de "NO, NEGRO FUERA, NEGRO MALO, NEGRO FUERA.... NO QUIERO AL NEGRO"...

El negro se quedó muerto... pero también el resto de hippys/guays que paseaban por el drugstore... ¿quién es esa pequeña niña (aria total) racista?.... pues la hija de mi perrifather, educada por él... que se encogía cual pepita pulgarcita ante la demostración pública (en el centro del progresismo gijonés) de xenofobia de su pequeño retoño kukuxklánico... a veces los actos crueles y gratuitos para con los hijos se pagan... jijijijijij

21 Comments:

Anonymous Pequepichona said...

jajajajajaja llorando estoy de la risa!!!! jajajajajaja

Pobre negrete!!!!

11:43 a. m.  
Blogger perri said...

todavía debe acordarse el pobre señor

12:00 p. m.  
Blogger GretchenPapier said...

buaaaaa ¡qué envidia!...
...yo ni siquiera fui comprada...
...ni unos míseros durillos valía: a mí me regalaron unos gitanos.

Como me ponía tan morenita en verano y siempre llevaba los pelos por la cara y andaba toda zarrapastrosa con los calcetines hechos un gurriñito en los tobillos, tuve que creerlo...

12:03 p. m.  
Blogger perri said...

¿Alguien quiere explicarme porque los padres nos contaban a todas la historia de que eramos comprados o regalados por negros y gitanos... es para desvincularse de su responsabilidad sobre nuestra disfuncional personalidad?

12:07 p. m.  
Blogger neblina said...

Que cabritos... pobres retoñines de blogueros... mi madre era taaaan güena que no me decía nada de eso solo... se escondía para darme sustos de muerte, o bien se hacía la muerta... en serio

12:16 p. m.  
Blogger Autoestima de Cucaracha said...

A mi también me decían lo mismo!! Pidieron quinientos gramos de niña en una carnicería.
Pensaba que era algo que sólo me decían a mi. Es un alivio saber que mi trauma es compartido.

12:34 p. m.  
Blogger primaveritis said...

JAJAJAJAJAJAJAJA!!!!! a mi hermana que nació el 31 de diciembre le dijeron que casi no nace, que no quedaban días, y se lo demostraron con el calendario en el que, por supuesto, no quedan días después del 31/12, 25 años después aún tiene pesadillas en las que se queda dormida (habitual en ella), se retrasa y no nace.

1:33 p. m.  
Anonymous una cualquiera said...

mi hermana mayor siempre ha sido descendiente de los conguitos, por lo negra y gorda que era!! y mis padres llegaron incluso a disfrazar a la pobre criatura con un hueso de pollo en la cabeza... la foto que lo demuestra, preside el salón de casa de la abuela, junto a la mía de la primera comunión!!

2:36 p. m.  
Anonymous MadameDiscordia said...

A mí me encontraron en un repollo.

Luego ya, de mayor, he dado en ser el híbrido perfecto de lo peor de cada casa, parece ser.

2:54 p. m.  
Blogger perri said...

joder, de verdad.,.. que les da a los padres que encuentran superdivertido traumatizarnos...

pobre neblina... ¡supercachondo pensar que te has quedado huerfana!

autoestima... lo de pedir 500 gramos de niña me parece supergore... sobre todo porque ya puestos podían haber pedido... no se... tres kilos cuatrocientes (que es lo que pesan los niños cuando nacen no?)...

primaveritis... lo de tu hermana es superbueno.. tengo que reconocerlo... cruel total pero muy bueno... totalmente rollo alicia en el país de las maravillas... ¡me encanta!

una cualquiera... pobre hermana... tu de princesita y ella de canibal...

madame... si te encontraron en un repollo entonces... eres... una cabichbachkich des esassssssssssss!!!!!!!!!!!... ¡que guay! ¡tú si que sabes!

no hay ninguna madre por aquí que nos explique el porqué de tanto ensañamiento?

3:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El negro era "Nivaldo", genial músico cubano y mejor persona, probablemente uno de los primeros cubanos morenos llegados en aquella época, siempre con una sonrisa enorme enseñando un diente de oro que iba "iluminado to la avenida". Todavía se le ve paseando por el país de las personas.....


p.f.

4:39 p. m.  
Blogger Be said...

A mí me decían que me habían encontrado en una playa de Ibiza (malditos padres hippies!), NI SIQUIERA PAGARON POR MÍ!!!

4:50 p. m.  
Blogger Gitane said...

Hola Perri !

por favor tengo que felicitar a los comentaristas del post de hoy ! no lo pudeo creer... lloraba de la risa! Eso si, que traumatizantes algunas historias.

Te puedo pedir un favor Perri?, a ti y a tus lectores por supuesto. Puedo citar alguno de estos comentarios en mi blog?

4:58 p. m.  
Blogger perri said...

Hola Gitane!.... por lo que a mi respecta puedes citarlo sin ningún problema!

5:24 p. m.  
Blogger Gitane said...

Gracias Perri,

Te paso la dirección por si te quieres dar una vuelta www.gitanedeluxe.blogspot.com
Todavía es un Bb, y tengo muchos problemas para abrir el editor de texto, pero estamos en ello.

un beso a todos

5:51 p. m.  
Blogger Andrea said...

pues, a mi -segun la primera version de mi hermano mayor- me encontraron en una bolsa de patatas tipo lays.

Segun su segunda version, al lado de un cubo de basura.

6:14 p. m.  
Anonymous Edu-im said...

lo mío es poco emocionante. simplemente querían q fuese niña.

10:57 p. m.  
Anonymous Lola3,15 said...

¡¡Buenisísimo el post, Perri!!

De mí nunca dijeron nada, que yo recuerde, aunque mi Nany y mi hermana sí jugaban a eso de esconderse para que pensara que estaba perdida en El Corte Inglés... (sí, me quedaron traumas)

Lo que sí recuerdo es que respecto a mi sister el caso era justo al revés. Mi Nany siempre contaba (y cuenta aún hoy) que un día en un mercadillo estuvo negociando con una gitana que, al parecer, debió echarle una OPA a mi hermana...Afortunadamente los accionistas aguantamos y no cedimos. Aún sigue con nosotros.

12:27 p. m.  
Blogger damupi said...

2 cosas:
Una el anuncio del pan bimbo:
suben un niño, su madre y un señor en el ascensor.
El señor le da parte de la rebanada al niño.

El niño le dice en alto a la madre: "mama, ¿es este el vecino que dices, está tan bueno?".
Dos, mis padres eran hippies y oian, jarcha y cosas así.Por lo que sus canciones se me quedaron cual hipnopedia en mi cerebro, un dia, con pocos añitos y cdo tdv ni siquiera era felipe presi, en El Pardo, me subí a un arbol, puse mi puño izquierdo en alto y empece a cantar en alto para q todos me pudiesen oir:
"libertad, libertad. Sin ira libertad. Guardate tu miedo y tu iiiiira...porque hay libertad"(....)

2:55 p. m.  
Blogger Gato said...

A mí no me regalaron ni me compraron. Me cambiaron por melones a la gitana canastera. Lo que nunca llegaba a entender era lo del color de piel. De dónde coño habrá salido una gitanilla tan blancurria. Aunque lo de los mocos fuera ya tenía explicación.

1:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola perri, es la primera vez que entro en tu blog y me apetecía hacer un pequeño comentario. Mis padres me decían que una noche, cuando fueron a tirar la basura me encontraron entre las bolsas con granos de paella en la cara entre restos de cabezas de gambas, sí... tengo una familia muy imaginativa

11:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home