lunes, septiembre 25, 2006

Descanse En Paz

A la perri los cementerios le parecen sitios interesantes. La perri odia los funerales y los tanatorios pero los cementerios no le desagradan en absoluto (cada uno tiene sus pequeñas perversiones)

Este fin de semana fui a visitar el cementerio civil de Madrid, que, en realidad, debería llamarse cementerio no católico porque está lleno de tumbas de alemanes, rusos, judios y algún que otro chino (sí las he visto, los chinos SÍ entierran a sus muertos: comamos chop suey en paz) y árabe. Era curioso ver como, junto a una lápida que 'rezaba': "Después de la muerte no hay nada" (toma ya!) se erigía la de un protestante que pedía "que dios le tenga en su seno". La mayor parte de los enterramientos eran de finales del XIX y principios del XX. Antes del Melting Pot, mucho antes de la globalización y la alianza de civilizaciones, en un pequeño solar de San Blas compartían tierra protestantes, masones, judíos, budistas, árabes y agnósticos... tan ricamente....

Curioso ver las tumbas de Largo Caballero y Pi i Margall (única prueba que yo tengo de que existieron... y dejaron de hacerlo más allá de los libros de texto). Curioso que La Pasonaria (comunista... había tres claveles rojos sobre su tumba) y Pablo Iglesias (socialista) sean vecinos de lápida y esten juntos por siempre jamás...

Curiosas las miles de inscripciones que llamaban a la libertad, la razón y la igualdad... curiosa la de nicolas salmerón que dice: "perdió el poder por no firmar una sentencia de muerte"...

Impactante la que despiede a willen (tres años) y max (nueve meses) en 1924 (¿una enfermedad? ¿una epidemia? ¿un accidente?)...

Salí del cementerio llena de paz y de fuerza... quizá por la reafirmación de que yo sigo viva mientras todos ellos están muertos, quizá reconfortada por ver que hubo un tiempo en que la gente creía en cosas (aunque fuese por negación... y no solo me refiero a 'creencias' políticas)... que hubiese -y haya- gente a la que hay cosas que les importen hasta el final...

... Curioso que la sensación más fuerte que he tenido en los últimos años que una vida distinta a cinta transportadora es posible la haya tenido rodeada de muertos... curioso, curioso

3 Comments:

Blogger primaveritis said...

A mi también me gustan los cementerios, y sobre todo las tumbas con foto antigua, aunque desde que tengo un niño llevo fatal las de los bebés.

5:08 p. m.  
Anonymous laperri said...

normal primaveritis, para mi no hay nada más siniestro en el mundo que el panteón real del escorial, más concretamente los nichos en forma de tarta nupcial (es verdad, tienen forma de eso) en la que están enterrados los bebés y 'no natos' de los borbones... la vi de pequeña y me impactó muchísimo: como si acabase de ver a caperucita violada por el lobo... y todavía, cada vez que lo veo... me siento más cerca de iker jiménez que nunca...

8:36 a. m.  
Blogger Zagloso said...

Ufff, menos mal que fue al civil, los católicos son espeluznantes, con esa manía de aparentar más allá de la muerte. Donde esté esa armonía indiferente ante la muerte tan nórdica...

5:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home