martes, septiembre 05, 2006

la superperri no puede ser supermaruja

El otro día volvía a mi casa andando más feliz que una perdiz. Estaba atardeciendo, no hacia 2.000 grados sino solo 1.800, había muy poca gente por la calle, oía en mis i-cascos mi selección especial 'música para el erial hortera' y bebía un chi-tea late del starfucks (sí, podeis lapidarme en la plaza pública, echarme limocillo en las heridas y luego echar mis restos a los perros -canibalismo pérrico-) a pequeño sorbitos... cuando... un ser grande y guiri me empujó violentamente provocando que mi chi-tea-late se derramase sobre mi maravillosa y nueva camiseta...

Metí la camiseta en la siguiente lavadora tras haber rociado las manchas previamente con khjare (que creo que es lo que utilizan para sacar brillo a los tubos de las plantas petrolíferas... y que tiene entregadas de amor a la perrimother y a la locusta). Pero al tender mi colada descubrí... horrorizada.. que las manchas de chi-tea-late se habían decolarado pero no habían desaparecido.. ¿cómo es posible? porque el chi-tea-late es veneno, es petróleo... si le hace eso a una camiseta imagaos lo que puede hacerle a vuestro estómago!!!!!!!!!!...

El caso es que indignada y enfadada me dirigí al super en busca de... nitrógeno líquido protector de colores, ácido sulfúrico con aroma a aloe vera... o algo semejante... Elegí kalia oxinare porque a mi los anuncios con amas de casa en el super me convencen y, porque, unos publicistas que crean un slogan que comience por 'el poder rosa' merecen seguir siendo alimentados...

Volví a casa con 'el poder rosa' en la mano... froté las manchas... metí la camiseta sola en la lavadora junto al tapón de palia oxinare (lleno de palia oxinare... que creo que si se mete solo no funciona... el poder rosa no llega tan allá) ... eché detergente, eché suavizante y le dia al programa blanco sucio...

...y me senté a ver a Horatio. De repente sentí un brunkrunjrun (algo así como si a una boa constrictor le hubiese sentado mal una fabada de ratas)... fui corriendo a la cocina...y... y... todo el suelo estaba lleno de burbujas... aquello parecía una fiesta de la espuma...

mocho en mano... la perri, recogió, escurrió y volvió a recoger... toda la casa olía a perrosín... cuando la boa terminó de centrifugar, la perri sacó la camiseta ... pero..¡EL CHI TEA LATE SEGUÍA AHÍ!...

El chi-tea ha sobrevivido a:
-khnare
-un lavado normal con otra ropa
-palia oxi nare
-lavado en agua caliente para blanco sucio
-indigestión de boa espumosa...

Estoy segura de que la perrimother sería capaz de hacerla desaparecer... porque la perrimother consigue cosas mágicas y, o yo no he heredado el don, o es un coleccionable de conjuros que solo se pasan a la siguiente generación cuando procrea... (con lo que nunca los poseeré)...

¡Quiero mi camisetaaaaaaaaaaaaaaaaa! y no estoy dispuesta a perderla por un aparentemente inofensivo e ingenuo chi-tea-late... si muere quiero que sea de una forma gloriosa porque es lo que se merece debido a su belleza... que muera por la sangre disparada mientras la perri mantiene con vida a otro ser taponando con su pezuñita su ahorta.... o por la tinta de la mont blanc con la que ha firmado su contrato millonario... o por unos mejillones en escabeche!... pero no por un chi-tea-late!!!!!!!!!!!!

¿Qué puedo hacer? ¿Qué?

18 Comments:

Blogger Zagloso said...

Perri, creo que tu error es ver a Horatio. La mancha no te puede creer una maruja capaz si ves CSI Miami, por lo tanto no tiene miedo y no se va.

Prueba con agua hirviendo y bicarbonato para el té y el café parece que funciona. Si lo combinas con los nuevos episodios de Hospital Central, tu mancha está perdida.

9:53 a. m.  
Blogger perri said...

zagloso... lo intentaré con el bicarbonato... crees que anatomia de grey asustará lo suficiente al chi-tea-late?

10:03 a. m.  
Blogger Zagloso said...

Es un poco jugársela por jugársela Perri. Ten en cuenta que Vilches es el hombre que toda maruja quiere en su cama y contra eso no se puede competir.

10:20 a. m.  
Anonymous MadameDiscordia said...

Para que luego digamos tú y yo que no hay Justicia Universal: es castigo proporcional a ser cliente de Starfucks... a quienes, por cierto, yo llevaría la camiseta y dejaría una protesta en el libro de reclamaciones, exigiendo además que me den los ingredientes exactos del bebedizo.

Si esto te da pereza, llévala al tinte con una impresión de tu post -para ahorrar saliva, digo-.

1:07 p. m.  
Blogger perri said...

madamediscordia...se que starfucks es el infierno malo... pero.. pero.. sus frapuccinos y sus muffins están tan buenos.... soy débil, lo sé... señor dame fuerzas para rechazar la tentación!!!!!!!!!!

Lo de la tintorería me parece un solución de perra suprema y, por lo tanto, es lo que voy a hacer... gracias por devolverme a la senda del pragmatismo.

2:37 p. m.  
Blogger Meridiana said...

Jejejejejejejeje,
qué gran historia.
Yo que tú, colgaba la camiseta en el salón, ya verías que lustre le dabas!

3:32 p. m.  
Blogger GretchenPapier said...

Bueno... desde mi pobre experiencia de mediomaruja, y teniendo en cuenta que la camiseta es blanca, siempre puedes probar a tenderla al sol que se lo come todo.

...y de momento, sol no falta en Madrid...

3:48 p. m.  
Blogger Perlita de Huelga said...

Perri, ¿y si te compras otra camiseta?
De todas maneras, lo que menos me preocupa es como me deja el té el interior de mis intestinos, que sólo verán mi médico gástrico... sino mis dientes!!!

Lo que me asombra es la resistencia del tejido. tengo jerseys que no han aguantado más que una lavada.

6:44 p. m.  
Anonymous Lola3,15 said...

Eres taaan grande y a la vez taaan pequeña, perri mía...

Risas (muchas) + Aullido + Sigh...

¡¡Guau, guau!!

8:26 p. m.  
Blogger Gato said...

Perlita tiene razón, Perri. Yo conseguiría hacer desaparecer esa mancha, pero probablemente tu camiseta no vuelva a ser la misma.

Si es completamente blanca, quizá te valga usar el decolorante Iberia. El problema es que según que colorante (como los de los tomates fritos, que manchan los hules de plástico y no se quitan ni con lejía) es química de lo peor. A lo mejor te vale eso, el decolorante.

Con sangre también está el truco del agua oxigenada. Yo he dejado escenarios de crímenes como una patena, que ni Horatio ni nadie me venga a chistar. El poder del oxígeno, pero de farmacia. Total, por probar...

10:13 p. m.  
Blogger Anómalo said...

Perri, la sabiduría de las perrimothers llega en el momento del alumbramiento. En ese preciso instante adquieren sus poderes: superfuerza (sólo aplicable al trayecto super-hogar), super-inteligencia, sentidos aumentados y perspicacia preconsciente suma. Es instantáneo. Como Neo en Matrix: "ya sé kung-fu".

11:32 p. m.  
Anonymous laperri said...

Gracias perrinos, pero... ya la he tendido al sol y nada... y no es blanca del todo... tiene una corbata dibujada... y.. y... no quiero que tenga una muerte inútil y absurda!!!!!!!!!! me niego! me niego! me niego! y no respiro.

8:59 a. m.  
Anonymous MadameDiscordia said...

A todas estas, un muffin es una magdalena =P

10:05 a. m.  
Blogger Anómalo said...

Eso es: ¡restriégale una magdalena seca! O limpia la mancha o acabarás por poder comerte la camiseta y darle una muerte digna.

10:18 a. m.  
Anonymous laperri said...

cierto, cierto... magdalena=muffin...

anomalo... no cuelan tus sueños guarros gastronómicos...

10:24 a. m.  
Blogger Eva Luna said...

Ponerte chapitas por encima de la mancha?? un parche de esos que llevan las tope fashion de la muerte y convertirte en un proyecto de diva customizada?
Dios, me horrorizo de leerme...
frota con jabon lagarto, y lavavajillas. en serio.

12:08 a. m.  
Blogger Hans said...

Seamos pragmáticos:
1)invita a tus amigos a casa a tomar algo contundente: chocolate con churros, un poner (sirve cualquier cosa que manche mucho).
2) Ponte la camiseta para recibirles.
3) Antes de que puedan percibir la presencia de la mancha, siéntalos en tu salón.
4) Sírveles.
5) Sírvete. Tirate un manchón brutal e indeleble de chocolate sobre la camiseta.
6) Laméntate ostensiblemente. Llora. Rabia. Grita.
7) Manda la camiseta a hacer puñetas (reconviértela en trapos de cocina).
8) Cómprate otra.
Ha sido otro briconsejo de Hans (c) 2006

9:20 a. m.  
Anonymous Srta A said...

El briconsejo de Hans me parece genial, sobre todo porque si utilizas el viejo truco de llorar (con lágrimas gordotas y de forma silenciosa) seguramente no podrán evitar regalarte otra igual, y esos eurillos que te ahorras...

10:34 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home