jueves, agosto 25, 2005

necesito mis cinco días de vacaciones

Hoy por la mañana, al salir de la ducha, he ido a buscar mi bragas (no este no es un post, soez... ni a lo bridget jones)... de repente me he parado en seco y me he dado cuenta de que mi ropa interior se encontraba, como siempre, en la cajonera de mi habitación... pero resulta que, ayer por la noche, decidí sellar con cinta aislante mi cajonera para la mudanza sin pararme a pensar en los cinco minutos que tardé en embalarla que mi ropa interior seguí allí encerrada...
así que, envuelta en la última toalla limpia, he tardado otros cinco minutos en quitar todo el celo para sacar mis bragas y luego, con mi preciado tesoro, puesto he vuelto a invertir otros cinco en precintarla, de nuevo....

al salir, por fin vestida de mi habitación, para desayunar he tropezado con mi propia vida (metida en cajas) y he caido en plancha a lo lardo del salón... cojeando, pero con las bragas puestas, me he echado colacao en mi taza y al abrir la nevera he descubierto que no había leche.. entonces he pensado que meterme por la garganta dos cucharadas de polvos marrones no era la mejor forma de empezar el día y me he comido un yogur.. que justo cuando estaba tirando a la papelera descubrí que estaba caducado...

... en el metro, he visto como salía una especie de gas haciendo ruido tipo pssssssssssssssssss de un tubo muy grande... he avisado a unos obreros (habéis visto que cívica soy, en vez de salir corriendo ante una explosión de gas aviso a todo el mundo para que muramos todos siendo consciente de la razón de nuestra muerte!)... luego me he enterado de que eran los tubos que controlan los frenos de los metros y que dos metros después del que yo cogí los conductores, digamos que tuvieron ligeros problemas para parar sus trenes...
... al bajarme en la estación X me di cuenta de que tenía que haberlo hecho en Y y (jijijij) tuve que caminar 25 minutos bajo un sol de justicia embutida en unos pantalones vaqueros que amo pero que, durante ese tiempo, actuaron a modo de sauna reduciendo al menos tres centímetros el perímetro de mis muslos...
...cuando llegué a la rueda de prensa de cada día, estaba sudada, pegajosa y reseca... nuestro magnánimo edilestre habló, habló y habló y cuando yo ya no podía más decidí apoyarme en algo que había a mi espalda y que yo pensaba que era una pared pero resultó ser el trípode de una cámara de canal jare que cayó al suelo causando un estruendo tremendo y, sobre todo, provocando que el cameraman me mirase transmitiéndome su más sincero deseo de empalarme con alguna o varias de las patas del trípode ahora roto...

avergonzada, decidí comenzar a guardar mi cuaderno, movil, etc... en el bolso que tenía apollado a la sombra (todas las redactauers lo dejamos allí como para estar más liberadas)...mientras estaba allí agachada oí la siguiente conversación:
-¿le has dado nota de prensa a todos?
-No, me falta aquella chica de allí a la que se le ven las bragas...
... por lo menos... llevaba bragas...

3 Comments:

Anonymous Be said...

El mejor alegato a favor del uso de ropa interior que he leído esta semana. Además, a cuantas personas habrás salvado la vida hoy, dando la voz de alarma por lo del tubo del metro? Una mañana muy bien aprovechada, sí señora.

Besos mil, perri.

4:56 p. m.  
Anonymous ded said...

Pero cuenta como era el cuaderno, cachoperri!!!!!

5:42 p. m.  
Blogger perri said...

Ded, el cuaderno de bisbalazo lo guardo para que haga la función de agenda negra o chorboagenda cuando me decida a crear una... porque creo que servir de simple block de notas es rebajar su jerarquía, desperdiciar ese objeto tan trash.. dios!!!!!!!!!!!!!! VIva Bulería!!!!!!!!!!!

5:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home