lunes, agosto 22, 2005

El dolor

¿Por qué todos tenemos que ser como Bisbal? Sentirse mal y demostrarlo está mal visto, “da vergüenza ajena”. Mucha gente solo quiere estar con personas que se pasan el día de buen rollo con la sonrisa puesta: “no estes así, sonrie hombre”. No puedes permitirte tener un día de tristeza: a los demás les molesta y no por empatía. No se trata de que estén preocupados por ti. Lo que pasa es que rompe su pequeño y artificial mundo donde todos están bien, donde a todo el mundo le apetece salir y socializar sin parar, donde a nadie le pasa nada malo. Hay que ser feliz. Es una obligación. Tienes que estar bien y demostrarlo. Encontrarte mal es ya algo antinatural, algo que muchos rechazan, un motivo por el que sentir vergüenza, algo a ocultar. Si no estas ‘bisbal’ lo siento mucho, trágatelo, finge y no jodas el mundo perfecto de los demás donde el sufrimiento ha sido estirpado como un cáncer. Yo me he dejado llevar por eso: después de hiroshima seguí saliendo, tomándome cafés con mis amigos, bromeando e interesándome con verdadera pasión por las chorradas de los demás cuando en realidad solo quería encerrarme en mi habitación. No quería molestar a nadie.

El otro día estaba cenando en una terraza. A mi lado había una pareja que parecía quererse. La chica se puso a llorar de repente, secándose primero las lagrimillas con las manos y después, cuando las cataratas estaban fuera de control, con la servilleta. La gente se empezó a sentir incomoda. “Que se vaya a su casa a llorar”, “menudo espectáculo está dando”, “qué vergüenza”…. ¿Es que ninguno de los que estaba allí se había sentido así nunca? ¿Es nunca les habían entrado ganas de llorar por la calle y, en ese momento, se encontraban tan tristes que no pudieron contener las lágrimas?¿Es que nunca nadie se ha acostado llorando y al despertarse, nada más abrir los ojos, ha vuelto a sentir el nudo en la garganta?... seguro que sí. Porque el dolor y el sufrimiento es algo tan o más humano que el ‘bisbalismo’. Las lágrimas de la chica no me eran ajenas, porque yo he estado si no en esa situación en otras parecidas y desde luego “no me daba vergüenza ajena”.

Odio cuando me dicen: deja de llorar ya, porque es como decirte: deja de reirte ya.
Tengo que decir que no todo el mundo vive en el lobotomizado mundo ‘bisbal’… que aún queda gente con la que te puedes mostrar tal como te sientes: incluso si es triste… sin ofenderlos y sin provocar que se alejen de ti porque rechazan todo tipo de dolor…

… es como cuando me encontré en la calle con aquella chica que me dijo llorando que su novio había dejado embarazada a su ex novia: no me sentí violenta, no me pareció que aquella chica estaba haciendo el ridículo, no sentí vergüenza ajena… sentí que era real. Los ‘bisbales’ sinceramente no me parecen muy humanos.

3 Comments:

Anonymous drewsily said...

creo que ni hace falta que diga que estoy de acuerdo kar...

5:33 p. m.  
Anonymous laperri said...

a veces, quiero vivir en una ostra con perla... aunque sea aburrido

5:36 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿¿Y que pasa a quien les gusta bisbal??

7:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home