martes, agosto 23, 2005

Las cajas y la locura

He batido mi récord: He generado y superado una paranoia en un solo día. Durante un día he temido terriblemente que las cajas que contienen toda mi vida material y que ahora se apilan seguras en la que será pronto mi ex casa se pierdan cuando sean trasladadas a mi nueva casa. He recorrido mentalmente todas las posibilidades semi-absurdas y todas me parecían tan probables que casi me sube la fiebre: que se dejen la caja olvidada en la calle con todo el lío de cargar la furgo, que alguien la robe mientras las depositan momentáneamente en el suelo, que la puerta de la furgo quede mal cerrada y se escape silenciosamente, que la caja se autoinmole, que se traspapele…jejeej ¿a que estoy loca?... pero ya lo he superado. Cuando toda tu vida está metida en cartón y ocupa poco menos que el volumen de una mesa de comedor empiezan a pasarte cosas raras….

…como el pensamiento absurdo-autodestructivo que me hizo quedarme mirando durante unos cuantos minutos una de esas cajas justo después de cerrarla con cinta aislante y marcarla como: CAR 4… gracias a Dios mi compis de piso no presenciaron ese momento porque entra la paranoia de la pérdida de las cajas y el momento de abandono de mi cuerpo frente a CAR 4 creo que hubiesen definitivamente mudar mis cajas al psiquiátrico.

…Cuando oí el zzzzzzzzp de la cinta aislante entré en trance. Pensé que dentro de la caja CAR 4 hay otra pequeña caja de latón, una de esas que, en sus tiempos, llevó un juego de cartas y sobres de flores chungas. Una de esas cosas extrañas que sobreviven a todas las mudanzas y que no sabes muy bien por qué siguen contigo (teniendo en cuenta que, a mi personalmente, los juegos de cartas son una de las cosas que más escalofríos me dan en el mundo después de los tunos y perroflautas). Dentro de esa caja hortera hay un trozo de papel verde roto en cuatro trozos y pegado después con celo. En ese trozo de papel verde hay escritas cuatro líneas. Es la única carta de pseudoamor que he recibido en mi vida. No es que sea una parte central de mi vida ni de mi habitación. Pero allí en la salita, fuera de mi propio cuerpo podía traspasar perfectamente el cartón, llegar hasta la cajita de latón, entrar en ella, desdoblar el papel y leerlo. De repente me sentí muy triste sin saber por qué, porque yo no soy una persona romántica en absoluto. Volví a mi cuerpo y devolví el rotu indeleble con el que había marcado la caja CAR 4 a su dueña.

En la caja CAR 4, dentro de una caja de latón, está la única carta de pseudoamor que me han enviado en la vida. Si alguien roba o encuentra la caja CAR 4 que sea consciente de lo que hay dentro. Yo no se muy bien lo que significa, pero se que me pone muy triste pensar en ella, allí solina, encerrada…

(Prometo que este es el último post trascendente de la semana, lo yuro)

6 Comments:

Anonymous sabr said...

prometo que sera el unico comment trascendente que te haga...

lo que nos emociona profundamente (aunque sea para entristecernos) puede ser la estupidez mas hortera e imbecil del planeta mongo. el caso es que es TU cosa-que-te-emociona-y-mucho-quetecagas. no tiene explicacion, no tiene justificacion, ni extrapolacion para los demas, ni diagnostico, ni, si me apuras, decencia ni madurez. pero son esas pequeñas chorradas las que consiguen a veces que nos re-encontremos con la persona que siente (la que solo siente, nada mas, no razona) y que esta dentro de nosotros mismos y a la que nos empeñamos en no hacer caso el resto del tiempo de nuestro tiempo. no te sientas contrariada por haber pasado unos minutos contigo misma
un beso

7:06 p. m.  
Anonymous drewsily said...

como me gusta que me entiendas tanto nena,eres una perla sin ostra.besines.
yo amo tu psicopatia,es amiga intima de la mia,les gustan las mismas cosas.bss

1:25 a. m.  
Anonymous Lo said...

dios!! pensé que tu paranoia con lo de la pérdida de las cajas no era tan seria.......
tranquila, me pegaré a tu caja el día de la mudanza como si fuera la última misión que tengo que hacer en esta vida.... porque no quiero ni imaginarme qué ocurriría si se pierden los cuatro trozos verdes pegados con celo.... prefiero no saberlo!

9:30 a. m.  
Anonymous campanilla said...

Perri, ya sabes que la caja llegará a su destino sana y salva.
Do not worry!

10:27 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sugerencia:
numera las cajas poniendo siempre cuántas hay en total. Si hay seis, CAR1/6, CAR2/6, CAR3/6, etc. Y escribe claramente la dirección de destino en TODAS. Aunque vayan a ir juntas, aunque vayan en el mismo sitio... si se separan por lo que sea, será la única forma de que te lleguen. Y pon tu nº de tlfno.
Te lo dice una persona que lleva once mudanzas y varios años como cónyuge de un empleado de SEUR.

11:05 a. m.  
Anonymous laperri said...

Gracias perriamiguitos... afortunadamente ya he superado mi paranoia de un día... uf...
drews tu psicopatía y la mía deberían encontrarse en barna en cuanto arregles tu nido...
anonymus...que suerte tener un cónyuge trabajador de SEUR!
sabr... últimamente estoy tan en contacto con mi yo-irracional que me voy a volver animalillo del bosque en breve...
...perrisportadorasmías (Lo y Campanilla) gracias por aguantarme!!!!!!!!!!!!!1

12:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home