martes, junio 07, 2005

Señoras clones del PP

En mi periplo por los distritos de esta ciudad he descubierto una cosa: las señoras del PP son clónicas. Y lo que es más importante, lo son para identificarse mutuamente en las Juntas de Distrito y no confudirse en un momento tonto y confraternizar con las PSOE.

Cuando llegas a una Junta de Distrito los señores del PP están sentados a un lado, y los del PSOE e IU a otro. En medio, preside el presidente que es del PP. El caso es que la primera vez que yo estuve en una fui capaz de indentificar en una microdécima de segundo quienes eran los del PP y quienes los del PSOE. Y lo supe porque en el lado del PP todas las mujeres son tan iguales que da miedo...
1. Llevan el pelo rubioquetecagas, perfectamente peinado y fijado con nitrógeno líquido (de tal manera que si alguién les atusa el pelo, se convierte en ceniza y se quedan calvas del tirón)
2.Llevan pendientes tipo perlita o redondeles dorados... las del PSOE llevan cosas que cuelgan o directamente no llegan.
3.Llevan cuatro kilos de oro encima. Resulta inquietante que exista este nexo entre gitanas y peperas: las dos llevan todo su poderío encima 'porsi' (como dice mi abuela, parecen: la xata'la rifa... y que cada uno lo interprete como pueda)
4.Su rompa SIEMPRE es buena. No visten nada que no sea de marca, esté inmaculadamente planchado por su 'mucama' y combine con sus accesorios (bolso y zapatos).
5. SIEMPRE sonrien, aunque las insulten, aunque las agredan, aunque se metan con su bolso de Carolina Herrera.. JAMÁS,JAMÁS dejan de sonreir. Estoy segura de que tienen dos cables enganchados en las muelas que les tiran de la comisura de los labios hacia arriba y si, por algún descuido, intentan cerrar la boca un cátodo con 3000 w de potencia les da una descarga en el mismísimo...
... lo dicho: DAN MIEDO.

1 Comments:

Anonymous mir said...

Tienes razón, perri. Mucha. Hace un mes fui invitada a la toma de posesión de un cargo de la Universidad. Asistió mucho "cuerpo docente" (no lo digo por lo "danone" sino por lo de docente) acompañados de sus "oficiales".

Solo por los colores, ya había dos bandos. El bando perri (en el que me incluyo), todos y todas de negro con zapatos planos y gafas/mochilas de diseño. Ausencia de melenas rubias y/o mechas.

En el otro bando, señoras en ataviadas con trajes colores pastel de dos piezas (falda o pantalón). Zapatos con floripondios -pensé que eso ya no se vendía- y bolsos a juegos. Melenas rubias "hipernaturales" desfiladas con las puntas hacia fuera, y sus respectivos con sus trajes de chaquetita con corbata y náuticos.

LA-MEN-TA-BLE.

Lo más triste de todo es que en ningún momento del acto oficial en si, ni del posterior catering hubo interacción entre las perris y las rubias. Las perris nos fuimos al Parque de Maria Luisa con unas cervecitas fregggquitas, y las otras a un SUPERMEGARESTAURANTE o sea te lo juro por la cobertura de mi movil... En fins..

3:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home