domingo, mayo 29, 2005

Festiperri

Esto va de que la perri es una perri piquiñina... mide apenas 1,60 y este fin de semana ha estado rodeada de 30.000 heavys y hardcoretas muy fuertes, muy grandes y muy enfadados. Yo siempre me he considerado bastante echada pa´lante. De esas que ante una situación de tensión es capaz de taponar con una mano la ahorta reventada de algún compañero mientras con la otra retransmite en directo los bombardeos sin que se le corra el rimmel. Pero va a ser que no, va a ser que cuando llega esa situación, la perri se pone a ladrar como mis semejantes ante el estruendo de los fuegos artificiales o como las rubias tetonas en las pelis.

Digamos para no alargarnos que hubo un momento en que los heavys se enfadaron de verdad y empezaron a lanzar piedras (grandes) contra la grada donde la perri saltaba entre sus amigos altos para conseguir una bocanada de aire y se quejaba de que estaba-cansada-tenia-sueño-y-quería-irse-a-casa. Al principio, la perri no veía las piedras porque, de hecho, solo veía la espalda del ser que tenía delante. Derepente notó una conmoción en la fuerza: mr. s. (que había sentenciado la jornada con un "yo quiero carne y coca-cola normal" que se ganó mi admiración) empezó a repetir intentando ineficazmente parecer tranquilo: "Venga, todo el mundo abajo, todo el mundo abajo"... la perri estaba empotrada entre varios seres grandes, no sabía que hacer, estaba desorientada y buscó los ojos de la minided... y los encontró: abiertos como platos, en modo candy-candy y bajando cual ardilla por el andamio de cinco metros que sostenía la parte superior de la grada en la que la perri no sabía que hacer....

Como si fuera un incendio, la gente gritaba, mr. s. organizaba las bajadas por la improvisada escalera de incendios. La perri miraba abajo con terror... sus pequeños pies no podían sostenerse sobre esos dos milímetros de acero que el señorconformista (digamos que un número 41 de pie)utilizaba a modo de peldaños. La perri, esa periodista intrépida que tapona ahortas al tiempo que pone morritos a la cámara, la que corre entre los casquillos iraquíes con tacones de blanick...esa perri se queda paralizada mirando abajo mientras el señor f. le dice como si le hablase a una niña de parbulitos: "venga perri (literal), tienes que apoyar tus piesines ahí y bajar"...

...y la perri-de-mayor-quiero-ser-reportera-de-guerra: "No. Yo por ahí no bajo... de verdad que no puedo, me caigo seguro"....
....y el señor f: "Venga perri, que si que puedes".
...y yo: "No puedo, de verdad, señor f"....
...y el señor f....El señor f, hasta los huevos pero demostrando que el si que tiene madera de taponador de ahortas y transmitidor de bombardeos, coge a la perri de la mano (tipo peli) y tira de ella grada a través mientras las piedras suenan al golpear los escalones por los que vamos pasando...el señor f y la perri corren a toda leche hasta que llegan a la rampa de bajada, derrapan al dar una esquina cual fernando alonso y ya a salvo de los piedrazos, la perri se da cuenta de que ha reaccionado como una chunga débil y acojonada y que, realmente, no está hecha para ser corresponsal.

Me siento muy decepcionada conmigo misma... quiero ser dura, quiero ser resuelta..quiero ser intrépida.... no quiero necesitar señores que me rescaten!!!!!!!!! Me apetecería volver a esa grada y bajar por el andamio solo para resarcirme parcialmente.... Tantos años de lucha feminista, de manifestaciones por los derechos de la mujer, de reivindicaciones de igualdad para que una perri se quede mirando hacia abajo como una imbecil y tenga que ser arrastrada hasta su salvación!!!!!!!!!!!
Me doy verguenza propia...

2 Comments:

Anonymous DED said...

Perrilina, no te agobies, que la situación era de cagarse. Por mucho que me pasara una hora diciendo, "avalancha, tengo miedo, hay mucha gente, tengo miedo, el ambiente se caldea, tengo miedo, salgamos al campo, tengo miedo", jamás pensé que se fuera a hacer realidad. Y tienes razón, la voz de MS fue la que nos hizo pensar a todos que aquello se ponía realmente mal. Si él olvida su cocacola patanegra, hay que correr!

9:05 a. m.  
Anonymous h said...

el festimad está gafado! esa polvareda digna del peregrinaje rociero, jiji... Sé que esto no lo va a entender nadie, pero casi prefiero asistir al rocio con bautizo incluido! me hago mayor y me tira más el rebujito que el calimocho.

10:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home