jueves, mayo 19, 2005

Crag, crag...ay! sun-sun

¿A qué huelen las nubes? ¿Por qué quieres escalar un pino? ¿Se mira Leonor Watling alguna vez al espejo sin repertirse el mantra: soy distinta y miesteriosa? y sobre todo ¿A qué suena tu espalda? sunsun sunsun sunsun sunsun UOAAAAAAAA! (Esto último no es un grito de SinChan sino la exclamación final de la canción)....

Mir (inspiradora de este post) ya ha dicho que a ella cuando le cruje la espalda le suena la macarena. En mi casa tenemos todas las articulaciones hechas polvo. Cuando nos ponemos a limpiar, con eso de agacharnos y estirarnos, aquello parece mi carnicero Manolo (Manolo un beso) cuando parte los huesos de pollos y vacas con su cuchillo. Yo personalmente me estoy quedando chepa y no es broma: tengo un hueso a modo dinosaurio en la parte donde las cervicales se unen con las vértebras en el que podría colgar la chaqueta (mira tu por donde que comodidad añadida).

Una vez me apunté a Tai-Chi con mi amiga L. Al entrar en la clase bajamos la media 30 años de golpe. Allí estaban todas las señoras que se me cuelan en la carniceria (Manolo...como echo de menos tus solomillos), pescadería, autobús, etc y un monitor de transpiración difícil (pero eso es otra historia). El caso es que la clase era muy rollo silencio zen, concentración tai y, en nuestro caso, exclamaciones ay! (juar... festival del humor!)... en medio de la paz y el silencio, mientras las viejas se retorcían como anguilas recién engrasadas, mi amiga L y yo parecíamos C3PO después del diluvio: en la sala sólo se oía el ruido de los sauces llorones al mecerse y el cras, crag requetecrasg de nuestras articulaciones al extenderse...

-Cogemos la bola de energía entre las manos y la hacemos girar: crag-crag, crag-crag, crag-crag
-Cambiamos el peso de pierna utilizando solo la cadera: craaaaaaaaaaaaaaaaaaaaag
-Giramos el tronco solo con el movimiento de la ingle al abrir y cerrarse: ¡Ahhhhhhhhhhh! ¡tu fucking mason! ¡Que me he quedao atascada y esto no va ni patrás ni palante!....ETC.

El caso es que yo definiría el sonido de mi espalda como el de cien osos pardos de la zona de somiedo bailando pena penita pena con maraisabeles reforzados con punta de acero sobre un pequeño tronco de eucaliptus que se va partiendo por el peso y astillando por el zapateo.

Si la vuestra suena distinto, por favor, hacedlo saber

5 Comments:

Anonymous bertich said...

Yo desde que le oí a noséquién decir que la diferencia entre ser joven y viejo es que el viejo al sentarse dice "ains-ahhhhh" de gusto, y al levantarse "mñiiiññiii-ah!" y el joven nada de nada me doy cuenta de que soy vieja, vieja.
Si a eso le acompañas el ruido de mi espalda (que últimamente después de la recolocación del parto suena como un politono-sonitono-mierdatono)afirmo que me uno al clan de los "miñuiqui-miñuiqui".

12:47 p. m.  
Anonymous mir said...

jajajajaja bertich.... si hay algo que me da PANICO, PAVOR es un parto. No sé si incluso renunciaré a ser madre del miedo que me da...pero es que todo lo que oigo al respecto son cosas como "después de la recolocación de mi espalda tras el parto..."

ains... que miedito...

en cuanto a mi sonido vertebral... pues depedende de lo animada que esté... pero básicamente, lo de la macarena es lo más... común (dejémoslo ahí)

1:53 p. m.  
Anonymous bertich said...

Mir, lo peor no es el parto ni mucho menos, de verdad que es de las pocas cosas que repetiría de la maternidad, lo peor con mucho es el embarazo si es malo y dar la teta.
Soy una mala madre. Bentida epidural.

Y lo mejor: cuando se acaba la cuarentena! Las cosas son así, soy una mala madre ya lo he dicho.

12:07 p. m.  
Anonymous Be said...

Bertich y Mir, a mí hay una palabra que me me produce pánico, pavor... y el impulso de cruzar las piernas con fuerza: "episiotomía".

4:55 a. m.  
Anonymous mir said...

ainsss.... VADE RETRO, BE!!!.... menos mal que ya he comenzado el proceso de "evangelización" familiar y les he dejado claro que convertiré mi hogar en una ONG asiático-subsahariana, y que todos los nietos de mis padres -por mi parte- serán negros o con ojos rasgados... AINSSS... AINSSS QUE DOLORRRRRR...

12:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home