lunes, junio 06, 2005

En la playa

Este fin de semana he estado en la playa y no, este no es un post para restregaros los magníficos efectos de la sal sobre mi piel y el sol sobre mi sinusitis. Este es un post para quejarme (que raro) de las madres que presumen de los atributos de sus hijos!!!!!!!!!

¿Porque todas las madres tienen que hacer algo tan vergonzoso y además hacerlo publicamente?...Dios!!! Estaba yo tumbada en mi toalla maravillosa sintiendo como la arenita me masajeaba la espalda, había una temperatura perfecta (de esa que hace calorcito pero sin achicharrar) y oía el adormecedor sonido de las olas muy cerca.... hasta que la oía a ella!!!!!!!... y entonces la arenita dejo de actuar cual sofá-masajeador, el sol empezó a picarme y las olas dejaron de arrullarme!!!!

Era una chani tipo la casa de tu vida que estaba con tada su troupe en la playa. Llevaban un total de seis monstruos sobrealimentados y a una jornada de playa de contraer un cáncer de piel irreversible. Los niños, que debían haber sido educado por hienas en mitad del monte, proferían gritos ininteligibles, una especie de sonidos guturales indescifrables que su madre interpretaba sin problemas: ¡Que te comas el bocadillo ostia, que sino te lo voy a meter yo por el culo, joderniñodeloscojones! gritaba mientras señalaba la nevera-portable-azul con tanto impetu que sus mamas (que llevaba al aire) se movían como dos flanes dull mal cuajados.

Ante tal visión, me puse bocaarriba y empecé a pensar en fraga en bañador para olvidar lo que acababa de ver... pero la señora seguía: ¡Mama (SIN acento) dile a Marina (sí, lo siento la niña tenía nombre normal... eso que le honra) que venga aquí ahora mismo o le arranco todos los pelos del moño (no quiero saber a cual de los 'moños' se refería", etc.

El caso es que la tia de las tetas colgantes me dio la tarde... después saco la botella de sidra y la empanada (lo juro, hay gente que lleva la asturiania tan adentro que hasta la playa le llega). La tía empezó a escanciar mientras cantaba: ¡Ay! esa sidrina!..¡que sidrina tan rica traigo yo!... prometo que me salpicaron gotas del preciado líquido que, junto a la arena con la que sus monstruos me habían rebozado, hicieron efecto cemento sobre mi 'tersa' barriga...
...pero lo peor estaba por llegar... cuando ya me iba (pensando en sacudir mi toalla sobre su empanada en venganza) va la tía y le baja los pantalones a un monstruo muy pequeño, le coge el pito (minipito) al chaval entre las manos y empieza a sacudirlo y a enseñárselo a la vecina que lo acompañaba, al grito de: ¡Mira,,, esto si que es ser superdotado y no sacar todo sobresalientes como el mongol de tu sobrino. Si ves esto por la mañana flipas!....

...me quede ahí. Flipada y sin ser de mañana. Pensé, derepente, en los traumas que aquella escena le causarían a ese niño... que estaría abocado a: 1) trabajar como actor porno y 2) a meterse a monje por la repulsión y verguenza que desde ese día le daría su pito. Y yo digo desde aquí: ¡Que le quiten la custodia a las madres que se jactan del tamaño del pito de sus hijos a cualquier edad pero sobre todo si los niños no tienen fuerza para arrancarles el pelo del moño (y no digo cual)!

3 Comments:

Anonymous ded said...

Dioxxx, qué bien, un post sobre la playa que me ha dado cero envidia.

4:30 p. m.  
Anonymous Anómalo said...

Y los antropólogos del mundo yéndose por las Áfricas para buscar documentos epatantes. Ahora, eso sí: mereces que haga un comentario tipo Oviedo vs. Gijón. Pero no lo haré....

4:39 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues casi va a ser mejor que no lo hagas, porq vamos, como Gijón pocas ciudades hay...es una aunténtica pasada. Y que conste que no estoy diciendo que Oviedo esté mal, son diferentes sin más...

9:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home