viernes, mayo 27, 2005

NO tengo ropa

Es verdad. No la tengo. Hoy al abrir el armarío me ha echo hueco. He rebuscado ansiosamente en los cajones y me he dado cuenta de que:
-toda mi ropa es negra
-de esa ropa negra el 90% se ha metamorfoseado en color ala de mosca
-la media de edad de mis camisetas es dos años y medio
-aún me pongo una que me compré en el 2001
-hay una carestía relevante de pantalones de lino u/o otro material distinto al vaquero
-esa prenda que te pones cuando quieres parecer perri sesuar y epatar a todo el mundo.... lleva siendo la misma desde diciembre de 2004
-alguién me ha dicho: "Hay que ver que estilosa eres perri. Te pones una camisetina de hace cinco años con los pantalones de siempre y estas monísima...yo, sin embargo, tengo que gastarme una pasta en ropa porque la de zara me queda como el culo"... a lo que yo respondí internamente tras sentir ganas de dejarme caer desde el bordillo: "¡Putancia!"
-mi instinto consumista-fashiopasión ha renacido tras un largo periodo de ibernación obligado (por la falta de ingresos) con más fuerza que nunca

5 Comments:

Anonymous Be said...

Busco, busco, busco un vestido que no existe y que no puedo pagar porque me lo he gastado todo en zapatos... Pero es necesario que lo tenga para el 2 de julio. Perri, te necesito.

5:23 a. m.  
Anonymous Aguadora said...

He visto vestidos que no existen en Hoss-Homeless y en una tienda de la calle Fuencarral capitaneada por dos franceses parisinos que se llama "Have a nice day". Puedo dar más detalles si es necesario.

9:38 a. m.  
Anonymous Misia said...

Cada vez que hago un cambio de ropa invierno-verano, verano-invierno me ocurre lo mismo... Cuando la voy a bajar creo recordar, ilusionada, que tengo un montón de ropa bonita por sacar del olvido. Pero cuando ya la tengo amontonada delante de mí, hecha un higo y aplastaíta después de tantos meses en el altillo, me doy cuenta de que no es tanta o de que es espantosa. Así que sólo me queda plantearme, en plan dramático-existencial, un montón de preguntas:¿Adónde va la ropa que se supone que tenía que estar? ¿Emigró a un lugar más fashion que mi armario? ¿Por qué yo recordaba mis vestidos más lustrosos de lo que son en realidad? ¿Cómo me pude poner esos pantalones marrones el año pasado? y lo más preocupante: ¿Yo entraba ahí? ¿Por qué ahora ya no? snif, snif. Y eso que no he querido que los bikinis me vean, se reirían de mí. Me iría de compras para subsanar estos problemillas de comienzo de temporada, pero como ya me he comprado los famosos zapatos para la "boa" y complementos no ando boyante de pelas. Por cierto, Perri, visité de nuevo Pilar Burgos... y los encontré, y es que antes, en mi eterno despiste, no me había dado cuenta de que existía, en esa tienda en la que he entrado unas decenas de veces, una segunda planta con los zapatos más "arreglaos". Muchas gracias...

10:37 a. m.  
Anonymous mir said...

-toda mi ropa es negra tambien. Ultimamente, me he comprado tambien unas gafas de pasta negra... luzco un look berlinés muy acorde con el "uniforme corporativo" que subyace en el subconsciente de mi profesión. Lamentablemente, vivir en esta ciudad dificulta mucho el ponerse esta ropa, por lo cual, solo salgo de noche. De dia voy de blanco inmaculado, un color que nunca pensé que usaría, pero que estas latitudes me han obligado a utilizar. Al final, no está tan mal.

-los problemas de la metamorfosis cromática, los resolví con productos específicos para ropa negra: suavizantes sobre todo. Tender la ropa del revés en la terraza, o directamente, tender en casa. Así el color "ala de mosca" pasa de largo unos meses más de lo normal.

-la media de edad de mis camisetas jajajajaj... es MUY ALTA. Algunas camisetas empezaron conmigo la carrera, 8 años ha... pero algunas se conservan muy bien. Es la ventaja de no ser fashion victim. Lo neutro no pasa... nunca...

-los pantalones de lino, de todos los colores: blancos, verdes, azules, negros, beiges... es la ventaja de tener un LIEFTIES al lado de casa, que te salen a 3 euros...

-jajajajaj... mi prenda perri-sesuar es de hace un par de años, pero como soy muy poco perri-sesuar, y no me da tiempo a repetir, no hay obligación de cambiarla... jajajaj... en fin.. iba a ser demasiado sincera...

-yo tampoco tengo un duro, y lo peor, tengo que gastarme UNA PASTA DEL QUINCE en plotear mi puto proyecto. Es como el "descabello" antes de acabar: PAPÁ SON 10.000 (si fueran 10.000 mi padre estaría encantado...). Ainssss... que ganas de acabarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr por diooooooooooooooooooooo

10:49 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

no quiero espantaros pero hace 15 semanas q estoy preñada. segun todos los libros no se me deberia notar aun, pero no se me nota....RESALTA. yo si q no tengo ropa. ni bonita ni fea, ni nueva ni vieja. nada de lo q hay en mi armario me entra excepto los calcetines (no, los tangas tampoco).
el otro dia fui a una tienda de pre-mama y en dos cositas me gaste el equivalente a la deuda externa de mexico.
mi prenda mas perri sensuar son unas putas bragas gigantes con las q podria pescar tiburones en australia.
asi q menos quejarse de q la ropa esta color ala de mosca, pasada de moda o es cara, y si no, esperar a estar embarazadas.

6:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home