miércoles, mayo 04, 2005

portacedeses y perris

Ayer no fue un día bueno. Después de mucho trabajo el reportaje que estaba haciendo se convirtió (porque lo hizo sólo; los repors tienen vida propia; soy inocente) en el equivalente en texto a Terelu como presentadora...¡escalofriante! Diría que estaba tan vaga que me dio absolutamente igual y salí con una amiga a tomarme unas cañas (sí; soy alcoholica: me llamo perri y soy alcoholica --aplausos--), pero he descubierto que las palabras transforman la realidad y he decidido decir que estoy 'desmotivada', es decir, sin motivación. ¿y cuál es el motivo? no hay motivo, por eso estoy "desmotivada"...

En fin los remordimientos por la cantidad de trabajo que tenía que hacer pero no hacía me impedían disfrutar de la terraza, la cañita y los pajarillos bañándose en grava... pero como estaba desmotivada no encontraba fuerzas para poner fin al malestar de los remordimientos yéndome a trabajar. Así que me quedé con mi caña remordida y dando vueltas en círculo (porque las vueltas pueden darse en elipse o en cuadrado... sino que se lo diga a los del Tour) a la solución de mi desasosiego como la perri que soy detrás de su propia cola...

También como perri que soy llegué a la conclusión, observando a otros perris que habían salido a jugar al parque, de que todo sería más fácil si funcionasemos como ellos. Ya sabéis el tópico de: si bastase con olerse el culo y si te mola... a ello y basta. Mientras profundizaba en reflexiones tan originales mi compañera de caña pasaba del odio a la espectación; de la espectación al shock; del shock a la indignación; de la indignación a la decepción; y de la decepción al "todos son unos capullos"... en menos de una hora.

Así que ayer no fue un día bueno. Pero cuando volvía para casa decidí pararme en mis chinos (que me llaman por mi nombre alegrándome el día... soy así de ególatra: me encanta que la gente me llame por mi nombre) y comprarme un paquete de chaskis (droga de la que dependo como las marus del prozac). Bueno pues el chino me dijo: "espera, espera"... y salio con un enorme reloj-despertador-portacedeses para mi. ¡Increíble! ¡Un reloj-despertador-portacedeses por comprar sólo una minibolsa de chaskis (ummmmm como me están apeteciendo)!....
....Y me fui con mis chaskis y mi reloj-despertador-portacedeses más feliz que una perdiz pensando en la insoportable levedad de mi ser... hasta que un amigo me dijo: "Con los chaskis y los risketos que compras tú, se han hecho los chinos la puerta de hierro forjado de su chalete.. ¿qué menos que regalarte esa cosa enorme que no tienes donde meter?....

(os dejo, mi vecino de 200 kilos acaba de caerse en la bañera -lo se porque aquí se oye todo- y voy a ver si está bien)

6 Comments:

Anonymous Patri said...

Yo también me estoy dando al alcoholismo. Al menos así fue la noche del viernes pasado, donde ocurrieron cosas extrañas...

¿Y lo de tu desánimo no será la famosa astenia primaveral, o como se llame?

¿¿200 kilos??

9:14 a. m.  
Anonymous DED said...

Se me olvidó enseñarte el portacedeses de las superperris! Next time.

10:09 a. m.  
Anonymous la perri said...

mi portacedeses chino sigue en el salón esperando a que alguién descifre el funcionamiento de sus cuatro teclas....ay!!!!!!!!!

12:12 p. m.  
Anonymous Anómalo said...

El último comment suena tan metafórico...

12:23 p. m.  
Blogger perri said...

Anómalo, no es nada metafórico en absoluto... si yo (o alguna parte de mi cuerpo)fuera un portacedeses te aseguro que tendría más de cuatro teclas... (y además,,, yo no soy de las que esperan sentadas)

1:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

cuan chungo rollo virtual

4:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home