lunes, junio 14, 2010

La desidia es una mancha de fuel

No es nada nuevo. Y seguro que en muchos de vuestros trabajos, y más ahora, lo que os rodea es la desidia, que es algo así como la nada de La historia interminable... que se extiende y se extiende y nadie escapa.

"Déjalo estar" "Mejor no hacer nada" "Mejor no hacer ruido" "Pasa". Pasar, esa es la clave. No hacer nada. Mirar hacia otro lado. O mejor: no mirar. No hacer. Pasar. Y así nada importa, nada duele... es casi como si no estuviéramos (en el trabajo).

Y cuando no puedes o no quieres pasar... simplemento molestas, estorbas, haces que los demás que trabajar o simplemente tengan que mirar, que ver, que hacer. Entonces están (por tu culpa) y no les gusta. Normal.
Incluso cuando lo que tu hagas no les impide que sigan pasando, molesta. Porque la vacío no existe si no hay algo lleno con lo que compararlo. Si no pasas, te crees una lista, mejor, superior. ¿De qué vas? Y hay que castigarte.

En un ambiente de desidia, se castiga al que se resiste a no pasar, a que no le de todo igual, al que quier ver, hacer, cambiar... se le castiga.

Y tú sufres, porque eres de carne y hueso. A veces, hasta sufres mucho... (a veces incluso tienes que ir al fisio con el cuello hecho un tetris)... y entonces, qué haces, sigues tirando y tirando, y empeñándote y empeñándote, para no cambiar nada, para sólo pasarlo peor... porque la desidia es como la nada de La historia interminable, ni retrocede ni desaparece...

¿Y tanta mierda para qué? Si a nadie le importa. Sólo a tí. Y alguien te dice: tú pasa. Y ¿qué haces? ¿pasar? ¿unirte a la desidia? Ahí dentro nada duele, porque es como si no estuvieses. Hay un pacto por el que todos fingen que todo es un espejismo. Tan cómodo.

¿Y hay termino medio? No lo se. Creo que si te paras, si empiezas a pasar, la nada te come, te traga. Y ya está.

3 Comments:

Blogger Gato said...

Gira la cabeza, muuuy despacio, hasta completar los 360º tardando un minuto. Y repite.

1:05 a. m.  
Blogger Kris said...

El problema es que la nada también está dentro de nosotros, quizá más en unos que en otros. No sé quien podrá ser Atreyu, pero me da que siguiendo la línea dramática habitual, a lo House, no va a aparecer con el remedio hasta el último momento y tal y como están las comunicaciones no sé si llegará a tiempo.

1:08 p. m.  
Blogger Biónica said...

Te entiendo. O eso creo, vamos. Poco a poco, la Nada nos engulle. Casi, por la salud del corazón, igual es mejor dejarse llevar. Y pasar.

5:33 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home