jueves, abril 10, 2008

Las cosas no dichas

(Prometo que después de este post metafísico, volveré a mi ser)

Parece que cuando decimos lo que estamos pensando, cuando lo materializamos, cuando lo nombramos... pasa a ser real. Parece que si no lo verbalizamos no existe, se queda en una especie de limbo de la realidad. Y, además, parece que los sentimientos, las sensaciones reacción a esa materialización verbal.

Puedes pensar que estas harta de algo, pero cuando lo dices. Cuando dices: "Estoy harta. NO puedo más". De repente se hace real. De repente de verdad no pudes más. De verdad empiezas a tener los síntomas de no poder más.

Parece una estupidez pero es así. Hay que decirlo para que exista...

... O no. O... no basta con no decirlo para que desaparezca... o es igual de real aunque no lo verbalices...

?

11 Comments:

Blogger querida_enemiga said...

Pues mira, yo no creo que se vuelva real algo al 'pronunciarlo', para mí todo es real, aunque sólo esté en mi cabeza.

(Ahora parezco una psicópata total).

Y no, no desaparecerá, por consiguiente.

(Ahora parezco Felipe González).

4:44 p. m.  
Anonymous eddie ocón said...

Hay algunos sentimientos que consisten es su verbalización, en su proferencia. La hartura es uno de ellos. Estar harto sirve para muy poco más que para que los demás se enteren. En ese sentido una hartura no expresada, será una congoja, o cualquier otra cosa, pero difícilmente hartazgo, que es siempre una petición de auxilio.

12:41 a. m.  
Blogger The Inner Girl said...

Creo que cuando lo pronuncias en voz alta no es que las cosas se hagan realidad, sino que tú eres consciente de que ES una realidad, que no es lo mismo. Pero sí, hay un antes y un después desde que abres la boca y lo dices.

Besos.

P.D.: Siempre tienes un margen de actuación, entre que lo dices y que realmente llegas al límite.

8:22 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ni que lo digas. Ya te digo.

10:41 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo pienso como Perrilín: las cosas no existen, no se concretan, hasta que no se verbalizan y se expresan en voz alta. Pero también al hacerlo es inevitable que gran parte de la información se pierda porque hay que sintetizar. "Estoy harta" es el resumen, el título, de un sentimiento que surge de un catálogo desordenado,irresoluble y fractal de desencuentros con uno y con lo que le rodea. Lo cual provoca estar más harto aún. Hasta que te comes un bocata de chorizo de pamplona, por ejemplo. Entonces se te pasa. Qué cosas. Mme. Discordia.

11:25 a. m.  
Anonymous desahogandome said...

Dicho o no dicho, lo que es seguro es que el hartazgo y otras tantas cosas hay que sufrirlas.

un saludo

http://vestidoarayas.blogspot.com/

7:32 p. m.  
Blogger Luis said...

Etimológicamente pensando y metafísicamente diciendo...no lo entiendo!

10:22 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hoy tuve un sueño erótico-festivo con usted. Creo que era importante que lo supiera. Pero descuide, no consumamos, una lástima.

10:33 a. m.  
Blogger SIL said...

Una vez leí que es más fácil creer algo que los demás también creen. Por eso igual, cuando lo dices, y los demás también se dan cuenta, pasa a ser real.

12:10 p. m.  
Blogger Gato said...

Somos monos con pensamiento simbólico. Justamente.

Casi se me olvida lo que iba a poner con lo del sueño erótico festivo. A mí no me dicen esas cosas, Perri...

11:56 p. m.  
Blogger enrique said...

te entiendo a la perfección... quizá resulte a la inversa, di que todo está bien... a lo mejor funciona

9:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home