domingo, marzo 04, 2007

Loca perdida

Estoy sentada viendo la televisión. Tengo dos dedos bendados a modo de dígito estraterrestre. Puedo doblarlos pero, por algún tipo de disfunción psicológica, prefiero mantenerlos tiesos como si de esta forma se fuesen a curar antes.

El sábado mientras escurría una olla de tallarines fui agredida brutalmente por el auga hirviendo. Quemadura salvaje=dedos vendados y doloridos. Estoy supersexy.

¿Qué te ha pasado en los dedos? Es que estaba intentando salvar a unos cachorros de oso panda albinos que estaban atados a una bomba atómica de uranio enriquecido. Yo llevaba un traje de neopreno muy ceñido... (parece irrelevante pero no lo es... no si lo que quiero es darle realismo a la historia)... estaba boca abajo, sujeta por mis piernas de una barra oxidada y a punto de romperse, y tenía una daga envenenada con cicuta a un milímetro de mi hijo... ¿os he dicho que junto a los cachorritos estaba también el santo grial?... pues, cuando me disponía a cortar con mi alicates el cable fucsia... .... .... (triple intriga)... voy y me pillo dos dedos con ellos! ¿te lo puedes creer?

YO tampoco, pero suena mejor que "es que soy tolai y al dar la vuelta a los espaguettis me quemé con el agua y ahora soy incapaz de enjabonarme la cabeza"

En fin, estaba muy sexy. Con dos dedos quemados y sin trabajo. Y, entonces, en la tele salió un tío hablando del mal de ojo y mi cerebro perri hipermaduro y cero influenciable hizo la siguiente y acojonante conexión: sin trabajo y dos dedos quemados=mal de ojo.

El seño explicaba que para saber si tienes mal de ojo tienes que llenar un cuenco con agua y, con el dedo anular izquierdo, echar unas gotitas de aceite sobre él. Si el aceite se dispersa en miles de minigotas... estas perdido.

Tenía que hacerlo. Tenía que descubrir si me habían echado mal de ojo. Si era así, no es lo más lógico saberlo cuanto antes y hacer algo para solucionarlo (algo como... quemar tres gallinas lesbianas y cojas con varias gotas de Aire de Loewe? Por ejemplo).

Estaba decidida. Lo iba a hacer. Me daba igual la verguenza propia y ajena, las miradas reprobatorias de mi perrisister. Estaba convencida cuando... me di cuenta. ¡NO PODÍA HACERLOOOOOOOOOOOOOO! NOOOOOOOOOOOOOOOOOO

y ¿porqué? os preguntereis. Porque la razón volvió a mi. porque me di cuenta de que eso era una gilipollez. porque soy imbecil pero no tanto............... noooooooooooo

no podía porque...¡TENÍA EL DEDO ANULAR IZQUIERDO VENDADOOOOOOOOOOOOOO! No podía ser otro no... tenía que ser el único que puede revelarme la verdad sobre mis estado astral. Porque, evidentemente, si mojo mi dedo vendado en aceite la propia venda lo absorverá y será imposible verterlo sobre el agua...

Así que aquí estoy... todavía sin saber si alguién me ha echado el mal de ojo... con dos dedos quemados y sin trabajo. Ag

8 Comments:

Blogger pietrapomez said...

Perri, si te vale, existe otro método: coges un vaso con agua y lo pones debajo de la cama. Si pasados 2 días el agua tiene millones de puntitos blancos (gomo si fuese gaseosa, vamos), es que algún hijoputa te ha puesto unas velas negras y toca contraatacar degollando a un joven virgen con 6 dedos en la mano!
Besos y ánimo

11:12 a. m.  
Anonymous Towsend said...

Ajá. Si. Claro...

http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Supremo/absuelve/delito/estafa/curandera/Jerez/elpepuespand/20070305elpand_13/Tes

11:27 a. m.  
Anonymous Marian said...

Prueba a hacer el experimento con la mano derecha pero mirandote en un espejo, así la mano derecha será la izquierda. Mira el resultado en el espejo, y ya está, tu mano izquierda (espéjicamente hablando, habrá hecho el experimento, por lo tanto el resultado del espejo será el correcto)

12:36 p. m.  
Blogger EmeA said...

> dedos vendados y doloridos. Estoy supersexy.

Sí, claro, siempre lo estás

1:22 p. m.  
Anonymous EFE said...

Mmm... Si el aceite se dispersa en minigotas es que hay un poco de jabón en tu dedo o en el agua.

Moraleja: toda la gente limpia pero que seca las cosas de aquella manera tiene un mal de ojo encima que puntúa catorce en la Escala de Wilson-McCanahan.

Yupi.

5:45 p. m.  
Blogger damupi said...

pues yo soy un supersticioso de mierda. una tecnica para echar mal de ojo a alguien es meter su nombre congelado en una nevera.
Yo lo hice con mi jefe, que me traia por el camino de la amargura, y al cabo de tres dias le cambiaron de dpto.
Se me cruzo un gato negro y al dia siguiente perdi el movil, y 3 dias mas tarde tuve un accidente de trafico y llevo mas de 3 meses de baja.
Debo creer en el mal de ojo

6:40 p. m.  
Blogger susurro said...

jejeje... me hiciste reír el otro día (domingo) que tenía el ánimo en el subsuelo... hoy ya estoy mejor, por eso te dejo un comentario.
ánimo!!!!

que tú vales más que todo eso...

6:22 p. m.  
Blogger Gato said...

Jo, Perri, qué risa. En cuanto has dicho dedo anular izquierdo por primera vez lo he visto: lo tiene vendado.

Yo también soy muy racional y cero influenciable... y en tu lugar, como además de éso soy una borrica, pues me hubiera "desvendado" el dedo delator para hacer la prueba...

7:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home