jueves, febrero 08, 2007

El uso indiscriminado de paraguas

Este es un post que no me va a hacer muy popular, pero... es necesario (justo y necesario).

Los madrileños no saben no usar paraguas. Cuando llueve, la ciudad se colapsa. Y no voy a hablar del tráfico porque si los madrileños no saben usar paraguas yo no se usar coches, así que me circunscribiré (qué bonita palabra) a los peatones.

Cuando llueve, los madrileños no es que vayan lentos por la calle (reducir la velocidad es lógico ya que tienes que calcular los giros y adelantamientos con un seta sobre tu cabeza) es parecen una procesión de adictos al trankimazin en semana santa. He visto, he visto... atascos en las aceras, lesiones oculares irreversibles y toda una nueva nomenclatura de insultos.

Usar el paraguas es fácil y con la doctora perri aún más:

1.Cuando uno abre el paraguas tiene que asegurarse de que la punta no está: a) en el culo de alguna persona. b)en su ojo. c) insertado en su lóbulo occipital.

2.Cuando uno lleva paraguas tiene que ser más consiciente que nunca de la ley de impenetrabilidad de los cuerpos (estó va por vosotras... las mayores de 60)... si el hueco que hay entre dos transeuntes es de medio metro y el radio de nuestro paraguas es de 70cm..NO.. podemos pasar por ahí (si nuestro cerebro gps está actualizado verá que los más fácil y no concurrente de delito contra la integridad física es rodear a las dos personas que mantienen una conversación bajo la lluvia..-y que por estar haciendo eso, hablar bajo la lluvia, solo pueden ser gallegos, asturianos, vascos o protagonistas de una comedia romántica estadounidense)

Si eres enana, como yo, y como la mayor parte de las señoras mayores de 60... ten cuidado con esto... es muy fácil que le saques un ojo a un viandante no oriundo de la comarca.

3. Cuando uno cierra el paraguas debe llevarlo a modo de bastón o bolso bombonera... NUNCA, NUNCA, NUNCA como si fuese un ramo de flores ¿Porqué? porque te puedes automutilar, mojar y lo peor, mojar a la espalda a la persona contra la que te empotras (si vas en un bus, por ejemplo).

4.Se puede: caminar y llevar paraguas
caminar, llevar paraguas y abrir los ojos
caminar, llevar paraguas y girar a derecha e izquierda
caminar, llevar paraguas y convertir los impulsos que envía el cerebro en respuestas motoras
caminar, llevar paraguas, hablar por el móvil y tickar en el autobús (pero es el grado abanzado para personas que se han criado en lugares donde llueve 300 días al año... vayamos poco a poco)

Gracias, esta ha sido una labor de la perri por la salud vial de Madrid

9 Comments:

Blogger Gato said...

A mí me enervan especialmente los que llevan un paraguas grande a modo de periódico bajo el brazo. es decir, con medio metro de paraguas apuntando detrás suyo, que te entra complejo de aceituna de martini sólo con mirar. Y se mueven como si no lo llevasen. Y que se joda el prójimo.

11:11 a. m.  
Anonymous EFE said...

Yo tengo un miniparaguas de tres leruses que apenas me cubre la tonsura, dejando fuera de su influencia la apolínea curvatura de mi bajo torso, mis pinreles, mi nariz, el abrigo, el zurrón, la mochila...

Es bonito mi paraguas.

Y está roto. Dos varillas asesinas me salvaguardan de los ataques de las ancianitas, de mis alumnos y de los peatones con alma de taxistas.

Mola.

PS: A los 14 años descubrí que, sin afeitar, las ancianitas no se te acercan si eres un mea-de-pie. Moraleja: señoras, lleven siempre un mea-de-pie cerca. Si es alto y lleva un fermoso paraguas tanto mejor.

11:52 a. m.  
Blogger GretchenPapier said...

...buaaaah...

¿se puede ser de Madrid y, sin embargo, suscribir todo lo que dices?

Hay veces que tengo que andar con la mano a modo de visera porque lo de escalar tuerta o ciega no sé qué tal se me dará...

12:02 p. m.  
Blogger EmeA said...

Los hombres de verdad no usamos paraguas

(Salvo cuando Lorz (o mi madre, que es casi lo mismo) me obliga, claro)

12:59 p. m.  
Blogger Nando Rico said...

No tengo por costumbre usar paraguas, pero hoy me he decidido a cogerlo. En Tetuán, donde vivo, las aceras son estrechas y caminar con el paraguas es toda una odisea, sin contar con que los cabritos de los camiones van mojando al personal con los charcos que se forman.
En fin, creo que prefiero mojarme un poquito,jaja.
Un saludo.

1:38 p. m.  
Blogger Anómalo said...

Una variante de lo que dice Gato es "el péndulo sin pozo": agárrese el paraguas por su centro de gravedad. Estírese a continuación el brazo y deje a continuación que la inercia haga su trabajo. Proporcione alegría y diversión a los pasajeros de metro que le siguen en la escalera del mismo y que tendrán que hacer el Neo para evitar el arma blanca dirigida a su retina.
El juego de esta primavera, seguro.

3:04 p. m.  
Blogger ZaraJota said...

Semaforos!
Lo divertido es intentar cruzar un semaforo de una calle principal con paraguas.
20 humanoides a cada lado de la carretera con sus respectivos paraguas intentando pasar todos a la vez y en sentidos contrarios...

7:53 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

11:51 p. m.  
Blogger damupi said...

un paraguas es un buen arma

2:44 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home