martes, febrero 06, 2007

CER-DO

Estaba en el autobús. Mediodormida. Sin ningún tipo de motivación laboral. Escuchaba lily allen, deseando quedarme en allí, dando vueltas a la ciudad durante toda la mañana. Pensando que, realmente, necesito un plan divertido, que me apetezca de verdad pero que no tengo ganas de nada.

Un señor de unos cincuenta años, encorbatado y un poco entrado en carnes se sienta a mi lado. Continúo con mi pensamientos asténicos. Derepente oigo: aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... (es decir, ese sonido que hace muchos hombres hispanos para aclararse la garganta y que detona que en ella hay algún tipo de sustancia viscosa-gelatinosa que sube y baja con el aire que fuerzan a través de la tráquea--- vamos, un ascazo)... el inquietante sonido me devuelve a la realidad un segundo pero decido seguir pensando en llamar al trabajo, decir que estoy mala y pasar el día en calatañazor.

De nuevo: aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... Debe estar acatarrado. Otra vez: aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... Debe estar a punto de morir de la faringuites con pus desprendible en amigdalas. Seguidamente: aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg....

Lo cronometro, cada 30 segundos aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg....

¡ES UN CERDOOOOOOOOOOOO, MARRANO, GUARRO, PUERCO, INCÍVICO (como diría la misiamother), GOCHOOOOOOO!

Está cerca, muy cerca... y el continuo aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... se convierte en una versión infecciosa de la tortura de la gota de agua sobre la cabeza... no puedo sumergirme en ningún pensamiento porque espero inquietantemente el siguiente aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... ahí está... y aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... ¡otra vez!

Intento pensar en caminos de piedra y chimeneas que huelen a pan de leña... pero es imposible... aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... no puedo, no puedo, no puedo.. todos mis músculos están en tensión.

Intento mirar hacia delante pero ya no soy dueña de mi propio cuerpo... aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... le miro directamente (se que le estoy poniendo cara de asco-odio-muerte-y-destrucción-para-ti y eso es una grosería... pero más grosero es aspirar la mezcla de sus flemas y mocos constantemente en mi cara!!!!!!!!!! ¡GUARRAZO DE LA PADRERAAAAAAAAAAAAAAAAA!

Tengo que hacer algo. No lo soporto más. Estoy empezando a encojerme cada vez que suena un aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... y la gente me mira. ¿Me cambio de sitio? De eso nada, porque me tengo que cambiar yo de sitio cuando el MARRANO-SUB-SER es él.. aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg....

¡Un pañuelo! ¡Ofrécele un pañuelo! A ver, respira, un segundo, dáselo educadamente y con cara de niña dulce/tonta/buenrollo e inhibe tu cara de nazi/juez del universo/castigo eterno...

busco y rebusco en el bolso... ¡no puede ser! ¡NO LLEVO KLINEX! Espera sí... NOOOOO... es sólo una bolsa vacía.

¿Qué he hecho tan malo en la otra vida? ¿Qué?... ¡señor ten piedad, prometo que nunca más volveré dejare mis platos sin lavar en el fregadero de la empresa LO JURO! ¡Devolveré el vestido glorioso e inutil que acabo de adquirir! ¡haré todo lo que me pidas, tomaré siete cocacolas seguidas (como hacía Pe cuando quería que le diesen un papel después de una prueba) pero dame un klinex, dame un klinex!

-Perdona aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... ¿buscas un pañuelo? aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg.... toma yo tengo aguuuuuuuuchhhhhggggggggggg....

8 Comments:

Blogger Gato said...

Ainsss!!

3:06 p. m.  
Anonymous Abe said...

A mí me pasó en un cine. No tan de seguido, pero sí como para no poder olvidarlo. Cuesta creer que no se den cuenta de lo que molesta

3:27 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

je

4:00 p. m.  
Blogger Zagloso said...

Perri, podría haber sido peor. Solo una palabra:

estornudo

4:35 p. m.  
Blogger PRIMAVERITIS said...

PUAJJJJ!!!! Que ASCO!!!!!
yo no habría tenido aguante, me cambiaba de sitio seguro.
PPPPUUUAAAAAAJJJJJJJJ!!!!!!!

11:26 a. m.  
Anonymous EFE said...

Juas, genial el tipo. Deberíamos clonarlo y mandar oleadas de su mismidad al Espacio Exterior, como Gloriosos Embajadores De Nuestra Maravillosa Cosidad Terrícola.

Mmm, necesitaremos uniformes como aquellos que llevaba en sus desfiles el pintoresco (entre otras cosas) Trujillo.

Ése es el look, lo presiento... Los alienígenas se iban a cagar, con perdón.

PS: Jo, qué imperialista me he levantado hoy...

1:32 p. m.  
Blogger susurro said...

juas juas juas... dios siempre da mocos a quien no tiene pañuelo, ya no es una gran verdad.
dios siempre da flemas asquerosas a quien es asqueroso pero no se da cuenta no no quiere darse cuenta (que siempre es más cómodo)
un besito libre de asquerosidades

7:39 p. m.  
Anonymous mir said...

peeeeeeeeerrrriiii... soy superfan de Lily Allen, me lo han regalado estas navidades... me la pongo cuando voy al estudio... me da muy buen rollo.

a ver si ahora que tengo un poco más de tiempo te leo más.

besos.

12:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home