miércoles, febrero 14, 2007

sindrome de la goma de pelo

¿Cuántas gomas habeis tenido en vuestra vida?
¿Le habeis dedicado más de un segundo de vuestro tiempo a reflexionar sobre su pérdida una vez desaparecida en el limbo de las gomas y las orquillas (el lugar al que van todas las gomas y las orquillas que desaparecen)?
...¿Y cuando habeis perdido un guante, pendiente, gorro, bufanda? ¿a que os habeis estado lamentando al menos un minuto?


No damos importancia a la desaparición de las gomas de pelo. Solo porque son pequeñas. Solo porque son muy fácilmente reemplazables.

Da igual que sean tan funcionales y eficientes. Llevamos goma de pelo casi todos los días. Nos ayudan a trabajar más cómodas, a no ser confundidas con la leona de la metro, a hacer apaños mcgiver inesperados... cumplen muy bien su función. Son eficaces y silenciosas.... y cuando desaparecen ¡ni un minuto de silencio!... las reemplazamos sin pestañear después de todo el servicio que nos han prestado, sin reconocerles su labor...

yo me siento como una goma de pelo... y ahora que lo soy... ahora que las entiendo... os advierto: las gomas de pelo y orquillas que habeis abandonado, perdido, sustituido sin una lágrima... volverán. Volverán para vengarse y su venganza será terrible..¡TERRIBLEEEEEEE! JAJJAJAJAJAJAJ (risa maligna)...

yo tengo miedin... y vosotros deberiais tenerlo también... porque como todas las gomas y horquillas que he perdido sin sentimiento de culpabilidad alguna en mi vida vuelvan... voy a morir sepultada (y llena de pelo seco)

Me siento goma de pelo, y como tal, he decidido comenzar mi revolución. Ya que el esfuerzo y el trabajo no son suficientes, ni siquiera determinantes. Y, en mi caso, la suerte-circunstancias no están de mi lado (aunque tampoco están en contra) y no puedo hacer nada para controlarlas... tengo que tomar cartas en el asunto.

No pienso quedarme sentada de brazos cruzados en mi cinta transportadora viendo como la vida pasa y yo no puedo hacer otra cosa que protegerme la cara con una raqueta para que no me ostien los bolas que me lanzan... solo defendiéndome sin poder tomar la iniciativa. "Hay que jugar con las cartas que te dan". NO. yo puedo decir: "ahora me enfado, no respiro y a este juego no juego".
Supongo que la revolución perri requerirá más esfuerzo pero, como burrín de carga que soy (burrín-perri) creo que ya estoy acostumbrada al trabajo duro... por lo menos espero tomar mínimamente las riendas de algún aspecto de mi vida (en el personal-familiar-amiguiar estoy contenta... aunque a veces tampoco tengo más que una opción)...

Como decían en esa gran película protagonizada por esa gran actriz que tanto admiro (Melani griffith) "Armas de Mujer"... "si quieres que algo pase provócalo tú misma"...

Pues eso. Basta ya de ser goma de pelo. ¡TODOS POR LA DIGNIFICACIÓN Y RECONOCIMIENTO DE LA ENCOMIABLE LABOR DE LAS GOMAS DE PELO!

P.D: y no os doy más el coñazo (lo siento)... feliz día de los enamorados, por cierto.

11 Comments:

Blogger EmeA said...

Yo distingo entre las gomas de pelo de salir a la calle (de usar y tirar) y la de estar en casa. Esta última está hecha polvo, pero la sigo usando con mucho cariño: se la robé hace cuatro años a una niña a la que quiero un huevo y parte del otro

11:12 a. m.  
Blogger damupi said...

en un futuro las gomas de pelo llevaran un chip detector, como los de los perros o los precios...y así cdo la pierdas, podrás ver en tu movil donde está e ir a por ella...y así las gomas serán unicas e inseparables...y despues se hará un crossgoming, q al igual q el crossbooking consistira en dejar gomas de pelo por la calle para que otros las utilicen...q bonito, q bonito

12:56 p. m.  
Blogger querida_enemiga said...

Pues yo le doy mogollón de importancia a mis gomas de pelo. Porque cuando te acostumbras a una... el resto no te valen. Y cuando pierdes ESA, la única, te duele en el alma y necesitas un período de adaptación a la nueva goma... Es un horror. Yo a la mía la quiero mucho, no quiero perderla... La encontré hace un año en un vestuario en el gym y la adopté. Me considera ya su madre y no puedo pensar en abandonarla o perderla.

ME VOY A POR LA PASTILLA...

...ah no, que ya las he dejado. ¡¡Yupi!!

1:36 p. m.  
Anonymous guadiana said...

perriburri, te has ganao no uno sino dos regalitos de san valentín

http://www.youtube.com/watch?v=KsQnJANE7tU

http://www.youtube.com/watch?v=3PDqBg8QixA

que los disfrutes

1:40 p. m.  
Anonymous Abe said...

Me uno al grupo de sensibleros. A mí una vez se me cayó una cinta de pelo por asomarme un poco por la ventanilla. Hice que pararan el coche y bajé a recogerla

P.D. Lo mejor en este día es hacer como que no sabes qué día es

2:52 p. m.  
Anonymous Rv said...

¿Cuántas gomas habeis tenido en vuestra vida?

Ninguna

¿Le habeis dedicado más de un segundo de vuestro tiempo a reflexionar sobre su pérdida una vez desaparecida en el limbo de las gomas y las orquillas (el lugar al que van todas las gomas y las orquillas que desaparecen)?

No, creo que no. Tal vez sí por los clip retorcidos por el mero placer de retorcerlos.

...¿Y cuando habeis perdido un guante, pendiente, gorro, bufanda? ¿a que os habeis estado lamentando al menos un minuto?

No uso nada de eso.

Saludines

4:35 p. m.  
Blogger Blackberry said...

Pues yo, como Querida enemiga, también les doy importancia a mis gomas de pelo. Da mucha rabia perder una cuando ya a tienes domada y hecha a tu medida (esa en la que sigue siendo elástica pero no te aprieta en la muñeca :))

Pero cuando yo pierdo una, hay un 90% de posibilidades que me la haya robado mi gato: es un friki de las gomas de pelo.

5:42 p. m.  
Blogger Gato said...

Gracias a tí me siento algo mejor persona. Porque hace bastante que no pierdo una goma de pelo...

6:44 p. m.  
Blogger susurro said...

Yo estoy por lo que ha dicho damupi del crossgoming, me parece una buena iniciativa.
Y yo sí que guardo un minuto de silencio... ah, no, qué digo de silencio, qué va, de mecagontóloquesemenea cada vez que pierdo una o que me la roba mi madre para hacerle coletas a mis sobrinas...
Yo sin mis gomas del pelo no sería yo. Por un mundo más justo, gomas de colores en todas las muñecas, por si necesito yo alguna en cualquier momento sólo tengo que robar una al primero/a que pase.
Uy, espera, que a mí me han cambiado la medicación y parece que no me adapto, no me adapto...
Un besito perri. Eres la gena.

pd- por cierto, horquillas con hache, anda, hazme el favor que sólo me has puesto hache en la última tanda horquillil.

2:44 p. m.  
Anonymous EFE said...

Las gomas del pelo no sé si se perderán, pero lo que es el pelo...

El muy hideputa no es que se pierda, es que huye sin mirar atrás.

Mamonazo.

11:51 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Solo dire una cosa respecto a esta frase: "Llevamos goma de pelo casi todos los días. Nos ayudan a trabajar más cómodas, a no ser confundidas con la leona de la metro"
Es lo mas feminista que me han echado a la cara. Os recuerdo que muchos chicos también llevamos pelo largo, a ver si aprendemos a generalizar más con el masculino y el femenino...

9:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home