miércoles, noviembre 15, 2006

Verguenza

Soy una persona muy vergonzosa, presa fácil para los ataques de panidez, aunque no lo parezca... fundamentalmente por eso de que aireo mis miserias en la blogosfera... pero lo soy.

Hace unos días comenzó a pasar algo raro en el baño de la perricasa. Cada vez que la perri o la perrisister se duchaban comenzaba a salir agua por una tapa dorada y circular que hay en el suelo de nuestro perribaño. La tapa dorada y circular no es, desgraciadamente, la puerta al perribaño de la otra esfera (donde perri y perrisister son altas y negras) sino algo mucho más mundano: el bote sifónico... al que yo prefiero llamar: el bote sinfónico... que es mucho más romántico y sonoro... y además me hace gracia a mi misma como cuando un niño pequeño repite caca, culo, pedo, pis....

Ante esta pequeña inundación nuestra de cada día decidimos llamar al casero, que ateniendose a sus obligaciones y ciñendose al código del buen casero nos dio el teléfono de un fontanero llamado hipólito. Porque parece que un fontanero no puede llamarse Jacabo. No.

En fin, Hipólito llegó, vió, abrió y nos estremeció. Como un médico, miró el bote sinfónico muy serio, saco el material quirúrgico y reveló un mundo oscuro y tenebroso que me hizo pensar por un momento (mientras miraba en un segundo plando, como quien mira a través de una puerta semiabierta) que efectivamente era una puerta a un mundo paralelo. Un mundo paralelo donde habitan seres hechos de pelo mojado.

Porque no son los diminutos, que nadie sabe donde están, y son seres bondadosos, los que están viviendo con nosotros. Son los capitanes pantojílicas (y me da, que de bondadosos no tienen nada).

CUando hipólito se dio la vuelta hacia a mi como el cazador que enseña su presa, sobre el destornillador llevaba la melena entera de monica belluci y Penélope juntas.

Sentí que el rojor se me subía hasta las cejas y me temblaban las piernas. Ahí, sobre el destornillador de hipólito estaba la prueba de mi gochez.... quería morir y ser enterrada en el bote sinfónico después.

"Os vais a quedar calvas", dijo hipólito depositando los tres kilos de cabellera en una bolsa de un supermercado.

La perri y laperrisister, gachas desde entonces, han comprado una especie de minicolador para que sus melenas pantojiles se queden atrapadas en él y no penetren a través del desague de la bañera hasta el bote sinfónico.

¡Qué verguenza... pero es lo que tiene que ser perri (de pelaje largo) que lo vas dejando todo lleno de pelos... hasta la puertas doradas a mundos paralelos!

9 Comments:

Anonymous guadiana said...

si únicamente fueran pelos... lo que salió de mi bote sinfónico... no puedo seguir... sería demasiado desagradable. sólo tú puedes hablar de esto y que te quede un post delicioso. perri, perri...

10:58 a. m.  
Blogger querida_enemiga said...

¡¡Pero qué guarrindongada!!

11:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola perry, aquí Alfredo despues de unos 4 meses sin aparecer, y yo que creo que no te acuerdas de mi.
Pos para que veas no te lo digo hasta mañana, si es que no te acuerdas claro.

12:19 p. m.  
Blogger Tos said...

No es grave, lo que pasa es que te has estado tirando de los pelos desde que el otro día fuiste al H & M y ya se había agotado la ropa de Viktor & Rolf.

2:07 p. m.  
Blogger Zagloso said...

Lo normal es perder entre 50 y 100 pelos al día. Eso quiere decir que la Perri y Perrisister pierden unos 150 pelos al día. Al mes eso hace 4.500 pelos. Si se pusieran en fila uno a uno eso hace unos 90 metros (calculando una media de 20 cm por pelo). Eso no hay bote sinfónico... que lo resista. Aunque a mí todo esto me parece ciencia ficción.

2:07 p. m.  
Anonymous perlitadehuelga said...

Jajajajaja Perriiiii!!!!
Para eso venden unos productos desatasca tuberías que son capaces de arrasar con la melena más poblada del planeta. Y te dejan las tuberías muy apañadas, de paso.

Que te entiendo, hija. Yo voy dejando tantos ADN por mi casa que Grisdsom encontraría rastros dentro del 35 años.

3:37 p. m.  
Blogger primaveritis said...

Ja! SOLO pelos???? Pues que suerte tuvisteis chica!

3:07 p. m.  
Anonymous mr.softie said...

Como hijo de alguien del oficio siempre tengo un desatascador en casa. En cuanto la ducha no traga al 100% realizo la tarea de traer a nuestro mundo a esos entrañables y "bienolientes" seres.

Te recomiendo q tu lo hagas tb, y q la proxima vez q te pase algo asi, me preguntes a mi primero... el desatascador cuesta 1€ en los chinos. Tener un padre fontanero y un "cuñao" dentista.. .no tiene precio.

11:33 a. m.  
Anonymous laboheme said...

Joé, qué susto, por un momento creí que estaba siendo partícipe de una truculenta historia de terror al más puro estilo japo...
En Dark Water también salían mini seres con el pelo mojado, negro y muy largo...muy pantojil, y había mucha agua y muchos baños...

2:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home