miércoles, julio 26, 2006

la perri tiene problemas cerebrales

Ya era de todos sabido. Pero esto ya es el colmo. Tengo que hacer algo o acabaré muriendo como meg ryan en city of angels (tía como se te ocurre andar en bici por una autopista con los ojos cerrados justo después de trinchar con el angel convertido en hombre de tu vida... ¿no sabes que estas llamando a la muerte directamente?... si no habeis visto la peli...son cosas que pasan)...

Al tema: ayer me lleve la mochilita piscinera al curro para dirigirme directamente a la pisti al salir de curro. Cuando me bajé del autobús hacía 1.500 grados a la sombra. Tras caminar unos metros y ver varios camellos muertos, llegué a la taquilla de la pisti. La parte de atrás de mi camiseta, en contacto directo con la mochila, estaba empapada y picaba, el sol me estaba causando lesiones irreversibles en la córnea pese a llevar gafas de sol y, debido a la dilatación de mi cuerpo entero, la cinturilla del pantalón empezaba a rozarme tanto que temía que mi columna vertebral comenzase a asomar en cualquier momento.

En esas condiciones, una señora entregaba los 3,50 euros que cuesta la entrada en monedas de cinco céntimos confundiéndose varias veces al contar mientras unas 20 personas morían por ostia de calor a sus espaldas. Quiero matar a la señora en cuestión (y a la dama de elche de cajera que le permite semejante atentado): Me la imagino rodeada por 300 niños embadurnados en factor 60 pantalla muralla china que intentan ahogarla en su minipiscina que tiene una concentración de pis del 80%.

Solo puedo pensar en el agua. Fresquita. Entro corriendo y oteo cual águila-perri en busca de un hueco donde encajarme. Veo uno. No me lo puedo creer. Esta a una distancia perfecta del agua... y creo que no me veré obligada a ser peinada por las uñas de los pies del de atrás. Llegé, ví y extendí mi toalla.

Aguita, aguita. Me quito mi falda negra multifuncional y cuando voy a sacarme la camiseta (con corbata dibujada) al bajar la cabeza... veo.. veo... VEOOOOOOO.. ¿Qué es lo que veo?... no os lo podriais creer ni de mi: VOY EN BRAGAAAAAAAASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

Me quiero morir. Me quedo congelada. COMO ME PUEDO OLVIDAR DE ENTRAR EN EL VESTUARIO PARA PONERME EL BIKINIIIIII??????????... ¿COMO? ¡COMO?... el alzheimer me ataca...

estoy paralizada, mirándome incrédula las bragas: "un poco de tranquilidad... no seas cateta.... no pasa nada... son como un bikini... azul piscina muy monas.. joder... si aqui hay gente que llevan tangas que dejan ver tanto que las apodas 'versalles'... dont panic"...

¿y que se hace cuando una se queda en bragas en la piscina pública? Pues coger otra vez la mochila, volver a l vestuario, cambiar y luego, ya con bikini, regresar a la toalla con la que has marcado tu territorio.

Ya está todo arreglado: en la piscina, junto al agua, en bikini... procedo a alicatarme con factor 20... en diagonal un grupo de treinteañeros barrigones y peludines... me miran descojonados.

Tengo que hacer algo...

10 Comments:

Blogger Zagloso said...

Mira el lado positivo: al menos no te habías olvidado las bragas, lo que se puede considerar un avance.

Si fuera tú, lo único que me preocuparía es por qué tu subconsciente quiere que te quedes en bragas ante miles de personas. Inquietante ¿eh?

9:19 a. m.  
Blogger perri said...

zagloso.... necesito unas vacaciones ya!... jijij

10:38 a. m.  
Blogger Gato said...

Estoy con Zagloso: imagínate que en lugar de braguitas azules hubieses llevado ese tanga transparentoso de perra del infierno que todas nos ponemos, aunque no vayamos a pillar cacho, de cuando en cuando... o que te hubiera asomado el hilillo del tampax... o que hubieras llegado a quitarte la camiseta también y te hubieran visto el sujetador, que ya es más descarado...

Y los treintañeros estaban babeando, tonta...

1:35 p. m.  
Blogger Anómalo said...

Si ya sabía yo que tenía que haberte convencido de que vinieras a mi piscina.

3:08 p. m.  
Blogger Galufante said...

Recomendación perrica, libertad púbica, sin bragas por la vida...y no te sucederán esos desagradables episodios...

Ahora te prevengo, si lo pruebas alguna vez, vas a gastar menos en bragas que yo en peines...Ya me contarás...

Agur.

4:35 p. m.  
Blogger Patricia said...

Con o sin bragas, mientras fueras depilada, ¿qué más da? La risita estúpida de los treintañeros no tiene razón de ser. Piensa en qué pensarían ellos esa misma noche en la soledad de su cuarto...

Y tienes razón: a ver si me actualizo y llamo al Anomalín, que entre pitos y flautas le tengo totalmente abandonado.

Muak!

12:50 a. m.  
Anonymous laperri said...

perrinos... quedarme en bragas no me dio demasiada verguenza... efectivamente peor sería un tangorro dado el estado de mi culo (jijij)...
El momento de embarazoso vino por ser taaaaaan jare y tan desastre del universo de olvidarme cambiarme y no darme cuenta.... ¿qué será lo próximo? ¿salir en zapatillas?

8:29 a. m.  
Blogger Perlita de Huelga said...

O sea, que para que un treinteañero te mire... ¿hay que ir en bragas?
Bueno, no es lo mismo, pero yo la semana pasada me olvidé de las gafas y el móvil en casa. La calle tenía una extraña neblina y la gente tenía la cara borrosa.

11:57 a. m.  
Anonymous laperri said...

pues yo, perlita, creo que me olvidaría antes de las bragas que de las gafas porque te juro que soy cual topin

1:29 p. m.  
Blogger Tos said...

No consigo hacerme una idea, ¿sería usted tan amable de especificar marca y modelo? Gracias por adelantado.

7:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home