lunes, julio 03, 2006

Arffffffff

Bien. Hace 40º. Cuando me levanto del autobús tengo todo el pantalón/falda pegada al culo. Sufro bajones de tensión. Vivo untada en crema-yeso factor de protección pantalla total de la muerte en superficie marciana. En esta cuidad no existe el concepto viento. Soy la más menos-turgente-firme de la piscina. Mis pies están resecos y mineros.

Pero hay algo que hace que mi verano sea algo soportable. Un pequeño oasis en mitad de erial: la comida.

Comida veraniega que me hace ser mejor persona (y no ejecutar a la gente a mi paso):

-gazpacho (de todos es sabido mi antiandalusismo.... pero he de decir que... tendré que agradecerles eternamente el gazpacho... les perdono los señoritos con la chaqueta abrochada a 50º bajo las carpas de la feria... que se llamen niño y niña... y el resto de cosas que me producen escalofríos
-Helados (el jurado pérrico ha decidido que por orden de placer producido los elegidos son): 1. Fish Food de Ben & Jerrys (Gracias señor por este alimento que voy a tomar de forma constante y patológica) 2. Coockies and Cream de Hagen Dazs (¿hay mayor satisfacción en el mundo que escarbar en el helado, ver un pequeño pico negro, seguir escarbando y descubrir que es un enorrrrrrrrrrrme trozo de galletita... (me siento como el arqueólogo que desentierra... algo importante... da igual... la secrección salibal no me deja pensar). 3 (receta pérrica): helado de avellanas con aceite de oliva (sí, sí) y sal gorda por encima: provadlo y llorad.... hay meo-de-pies que me han querido solo por eso.
-Cervecitaaaaaaaaaaaaaa (síiiiiiiii... aunque de mi garganta pase directamente a mi barriga --la menos-turgente-firme de la piscina--)
-Berberechos... vale se pueden comer todo el año, pero en verano son lo mejor para subir la tensión (junto con una coca-cola light) podría comerme todos los del cantábrico... y los mejicanos también....


Esas cuatro cosas salvan mi vida en verano y me disuaden de abandonarlo todo e irme a investigar el apareamiento del pinguino padaguan en la ponia (sí, separado.. porque siempre lo he cantado así y no me da la gana de cambiar ahora: en la ponia hace fridor...)...

¿Otras cosas que hacen que el verano en la gran ciudad de mierda merezcan la pena?

12 Comments:

Blogger Patricia said...

Los granizados de limón de la heladería "Los Alpes". Hay una en Moncloa. La otra está en Torrelodones, pero eso me pilla más cerca de casa a mí que a ti, perri. Es que vivo en el fin del mundo. Ah, en esa heladería también hay helados raros raros y güenos güenos.

Por favorrrrr rezad por mí a Antoñita, que hoy tengo el examen gordo de las opos...

Besazos!

11:56 a. m.  
Blogger perri said...

patricia, nos encomendamos a antoñita y a san ben&jerrys por ti... y supero opo... sueteeeeeeeee

12:11 p. m.  
Blogger Ysbrand said...

Has probado el chunky monkey?

12:54 p. m.  
Anonymous MadameDiscordia said...

Los albaricoques, melocotones, paraguayas, las ciruelas claudias.

Si pudiera, prohibiría el verano.

12:58 p. m.  
Blogger Zagloso said...

El gin tonic de después de comer:refresca y ayuda mucho a dormir la siesta. Eso sí, abstenerse de aprovechar el resto de la tarde.

1:03 p. m.  
Blogger GretchenPapier said...

¡Berberechos!

...mmmm... ....mmmmm....

Perri, debes ser un buen partido si aún te alcanza el presupuesto para comprar berberechos... con lo que han subido...

Mi aportación: TINTO DE VERANO. Cierto es que yo lo tomo en cualquier época del año, pero en veranito sienta especialmente bien al caer la tarde, en una terraza de un bar...

1:17 p. m.  
Blogger neblina said...

El helado de avellana con aceite de oliva y sal es deliciosoooooo.... hmmmm a mi también me encanta, pero daré un toque pulicitario y diré que el helado de nestlé de tarta de queso cubierto con chocolate blanco, hace que merezca la pena el calor insoportable, claro que a mi me encanta el verano también porque ir en chanclas es lo más parecido a ir descalza que sin duda es mi estado natural!

1:22 p. m.  
Blogger perri said...

ysbrand, he probado el chunky monkey... está bien... pero nada como el fish food...

Madamme, de pequeña podía comerme tres paraguayas en un día.... ¡me encantaban! y todavía me dura un poco la obsesión... pero tengo supermalojo para la fruta y no se porque extraña razón la que yo compro nunca sabe como la que compra mi madre... no se porque será...

zagloso, sabes que no soy nada gintonera... pero (y esto va por ti neblina)... es cierto que en verano se duplica mi consumo de alcohol y me apetece a todas horas (cosa que en invierno solo pasa cuando tengo infinito frio y el cuerpo me pide un tinto)...

gretchen... los berberechos son un lujo que solo me permito de vez en cuando... pero cuando voy a casaparents abuso... hihihih

3:00 p. m.  
Blogger Be said...

Cosas que hacen que el verano merezca la pena: la terraza de tu amiga Be, con su columpio, sus cerves, sus blodimeris y sus helados.

FishFood en el súper de mi barrio, YA!

9:20 p. m.  
Blogger Anómalo said...

Tengo una amiga que dice que todo el tiempo debería ser noche de verano. Lo suscribo.

3:00 p. m.  
Blogger Gato said...

Perri, el otro día descubrí cómo se llama lo que a tí te pasa, me lo dijo una técnico de prevención: no importa a cuántos grados se pongan los climatizadores de una estancia porque siempre hay un 5% de personas que no se encuentran bien: es el fenómeno del DISCONFORT TÉRMICO. Ahora se entiende...

Y yo soy un gato andaluz... La alternativa al gazpacho es el salmorejo. Se le echa más pan para darle una consistencia tipo puré, y se añaden daditos de patata cocida, huevo duro, pepino y puntas de jamó: y se come bien fresquito. Que te cagas.

5:18 p. m.  
Blogger Pietrapomez said...

Las persianas. Sin duda las persianas suponen un gran invento que ayuda a superar la cosa del verano.
La siesta (indefinida, eh? nada de 20 minutitos).

11:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home