viernes, junio 30, 2006

Las leyes de murphy

Como siempre todo es al revés... los fines de semana que el cuerpo me pide enlazar un plan con otro, todo el mundo se ha ido y me paso el día paseando sola, yendo a la pisci sola, viendo pelis solas....

Cuando después de una semana de insomnio y nervios lo único que la pequeña perri desea son:
-unos huevos rotos sobre patatas y cecina
-una botella de riveiro fresquito
-una cama dura con aire acondicionado
-mucho espacio... (parezco un meo-de-pie)

Todo el mundo está en madrid con planes guays que en el fondo me apetecen mucho pero que requieren que luche contra la inactividad y autismo con los que me he levantado hoy. Y sobre todo no tengo ganas de dar explicaciones.. todos tenemos derecho a ser guachis indolentes de vez en cuando.. hay algunos que lo son a tiempo completo....

1 Comments:

Blogger Zagloso said...

El derecho a no divertirse y disfrutar de otras cosas también existe. Me adhiero a la reivindicación. Eso sí, te recomiendo mejor los huevos rotos con patatas y bacalao; conozco yo un sitio que los ponen como dios. Qué pez el bacalao.

10:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home