martes, junio 13, 2006

En el convento

Hace ya tiempo que decidí hacerme monja y dedicarme a la restauración de incunables y la elaboración de pastitas altas en colesterol y felicidad. Así que, este fin de semana, lo he pasado en un convento... asi como para ir haciéndome a la idea.

Allí estaba la perri: tumbada en una hamaca blanca de la terraza de su 'celda' tomando una copa de vino antes de bajar a cenar, envuelta en una toalla de enorme rizo blanco tras darse una ducha en una bañera de piedra desde la que veía a las cigüeñas en su nido y contemplando a un grupo de gochinos (cerditos) comer felices sus últimas bellotas del día entre encinas y olivares. (Sí, esto es para que me odies a tope).

En ese preciso momento, cuando ya casi se estaba haciendo de noche, dudaba entre reirme de mi misma por la pseudoversión de carry bradshow a la extremeña en la que me había convertido copa de vino en mano o entregarme a la paz absoluta. Me decanté por esto último.

Cuando me senté a la mesa (llena de desconocidos) ya me había dejado llevar por mi autoeuforia (efecto montaña rusa) los suficiente para estar a punto de roconocerme a mi misma que acababa de pasar uno de los mejores momentos del último año. Derepente uno de los desconocidos dice:
-Estaba asomado a mi ventana disfrutando de las vistas de la dehesa cuando vi algo que me produjo un escalofrío tan grande que ya no se si me volveré a atrever a mirar por la ventana por miedo a volver a encontrarmelo...
-yo también... (quería contarles que yo también habia estado un buen rato contemplando el paisaje y que estaba como santatersa... en pleno éxtasis... Pretendía meterme en la conversación para no quedar, como siempre, como una outsider y forzar las habilidades sociales que me fueron extirpadas al nacer... pero al señor en cuestión no le interesaba en absoluto mi versión de los hehos)...
-¡...había una ballena barada envuelta en una toalla blanca tomándose una copa de vino.... era blancuzcaaaaaaaaaa... como un ario de esos ¿se dice así? ah no!... un...un... bueno da igual.. de verdad... ¿para qué está la policía? NO deberían dejar salir a alguna de gente de casa sin obligarles a autobroncearse o... deberían ponerles un cartel que ponga: peligro, puedo herir tu sensibilidad...JAJAJAJAJA"

... y todo el mundo se descojonó de puta y frívola que era este señor... menos yo, la ballena barada que puede herir tu sensibilidad... y que se va a meter definitivamente monja de clausura para no herir la sensibilidade nadie... aunque antes de ingresar tendré que confesarme porque...

... sí, lo he vuelto a hacer... porque soy la peor persona del mundo y porque yo sí soy puta y frívola (auque no me jacte de ello)... tropecé casualmente con mi copa de vino justo contra su camisa blanca de Dolce... que dejó de ser de mi color... ¿como se dice?... ¿ario?

15 Comments:

Blogger queen lili said...

Ay a mi me paso eso por la calle y unos chicos se rieron de mis piernas transparentes cuando tenía 15 años, desde ese momento siempre Johnsons autobronceador o toallita, que le vamos a hacer...Y ballena será él es que no sabe que lo más In es el rollo siniestro...

10:53 a. m.  
Blogger damupi said...

a tu altura y preocupandote por lo q opina la gente? Muy mal perri.
La gente que vestimos como nos da la gana y nos comportamos como creemos aunq eso conlleve ser raro, no nos importa lo q los demás piensen.
Pocas personas conocen quienes somos realmente, así q solo sus opiniones nos interesan.
Deja q el mundo gire con los demas, pero no gires como ellos hacen, porfa

11:39 a. m.  
Blogger Anómalo said...

Laperri, ese tipo era gay. O más bien, maricona mala.
Obviemos la estulticia y regocijémonos con el hallazgo léxico ante el que quitarse el cráneo de hoy: "santa tersa". Pues eso, que me quito el cráneo.

11:47 a. m.  
Blogger Zagloso said...

Más que gay, gilipollas. Perri, ¿por qué no optaste por montar una escenita? seguro que te hubieras divertido más. Además, si el vino es bueno no merece acabar en la camisa de un gilipollas.

12:40 p. m.  
Blogger perri said...

queen... yo también uso autobronceador... sobre todo en las piernas... pero es que las mias son de color marmol decadente...

damupi... ese ser merecía ser castigado...

anómalo... mi subconsciente me traiciona.. sí... quiero ser san tersa... que es la versión 'carbayeira' de la mística... sí... en el fondo... dentro de mi... hay una san tersa en potencia....

mago... tienes razón... un desperdicio de vino... pero es que soy perri... y a veces mis instintos me pueden... la mayor parte

12:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mal hecho, mañana tírale la salsa de la carne, el vino sale demasiado fácil.

3:05 p. m.  
Blogger primaveritis said...

Eh! de anónima nada! este cacharro se cuelga cuando le da la gana.

3:07 p. m.  
Anonymous L said...

Los albinos siempre tan susceptibles...

4:52 p. m.  
Blogger Gato said...

Perri, yo suelo definir mi color de piel como blanco transparentoso tirando a turquesa. La gente te lo restriega especialmente, porque les parece un crimen vivir en Mallorca y no estar morena.
Pero mimelaninameabandonótiempoha. Así que cuando me dicen "Qué blanca estás", les contesto "gran observación, pero a nivel informativo ... no me dices nada". Que soy como Alaska, coño, que me sienta mejor estar blanca y no perder kilos.

6:31 p. m.  
Blogger Patricia said...

Perri, definitivamente, eres mi diosa.

Eso sí: para terminar la jugada de manera perfecta, yo le hubiera roto la copa de vino en la cabeza.

8:30 p. m.  
Anonymous trufa said...

Bien hecho!!! lo que yo digo... mejor blanca que gamba

8:51 p. m.  
Blogger Be said...

Perri, blanca o autobronceada estás de lo más comestible, así que a ése que le den.

Haz caso a Primaveritis: para la próxima, mejor algo con grasa.

4:31 a. m.  
Anonymous laperri said...

perrinos... fui tan feliz al ver la cara de la perraca esa.... sus ojos se pusieron en modo candy-candy al ver como el vino penetraba el lino de su dolce (estoy seguro que para comprarla ha tenido que pasar todo el invierno sin calefacción)..... ains... soy malitaaaaaaaaaaaa

8:46 a. m.  
Blogger claradriel said...

Chica, yo soy translúcida, y no tomo el sol, cuando voy a la playa, que no es mucho, paso un rato y ya está. Qué decir del autobronceador. De hecho, no tengo nada en contra de mi blanco, y hace unos años que me ha dado por decir que sigo la tendencia de Nicole Kidman... haha.
Hay algunas, y algunos, que hasta se lo creen
Simplemente, no tomo mucho el sol. O paso el verano fuera.
Pero, eso sí, me parto.

1:09 a. m.  
Blogger claradriel said...

Yo te he visto glamour, con tu copa y tu toalla.
Y el moreno UVA de Carri-Sarah nunca me gustó.
Las hay morenazas, y otras... no.

1:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home