martes, abril 19, 2005

Tengo raiz

¡Tengo raiz! y no, no soy una planta. Me refiero a la raiz del pelo, esa cosa horrible que le sale a tu cabeza cuando hace dos meses que no te tiñes, esa cosa tocacojones que las ricas y modelis no saben ni lo que existe, esa cosa deprimente que se hace más grande cuanto peor te sientes, esa cosa que te hace parecer vieja, descuidada y al borde de la indigencia. Esa cosa, y muuuy grande es lo que yo tengo. Ayer no me parecía tan grande pero hoy al mirarme en el espejo casi me caigo de culo. Y es que en una noche se ha metamorfoseado de riachuelo a canal de la mancha. Os lo juro.

El caso es que, amigos míos, tengo raiz. Y hay que hacer algo con ella porque además,,,,,¡tengo canas! Sí, es cierto, la perri tiene pelos blancos, es perricanosa (valga la redundancia) y es apenas una adolescente ¡Ay, que cruel sino! El caso es que no tengo un par de pelos blancos como algunas de mi quinta. Más bien parezco la abuelita mod del anuncio de San Miguel 00 con un toque de manzana (sí, se que es muy rebuscado pero que queréis: tenéis que ver más la tele para leer este blog). Sí, vivo esclavizada por el tinte. Y no, no pienso dejarme crecer una melena gris como me recomiendan todos los que tienen el pelo negro como un zapato (cabrones). Me niego. Ya se que en los países nórdicos es muy normal pero, aunque lo parezca, yo no vengo de Laponia (donde hace frío). Yo soy de asturias, la región donde todas las mujeres mayores de 40 llevan el pelo rubio y corto.

A mi la raiz me da inseguridad. Me hace sentir indefensa. Se me retira el ladrido, oiga. Es que ni me apetece salir de casa porque se que todo el mundo (especialmente las mujeres) me hablarán directamente al nacimiento del pelo y pensarán (o lo que es peor, dirán después cuando yo me vaya): "Hay que ver que raiz lleva carmen... si es que está muy descuidada" "sí, sí y te has fijado cuantas canas tienes... hija que mal aspecto". Tengo que ir a la pelu... y la pelu doggies siempre da mucho juego. Os contaré. Ah, por cierto: habemus papa, pero eso no es importante... ¡lo importante es que yo tengo raiz!

7 Comments:

Anonymous natalia said...

Hola:

Si te sirve de consuelo yo, aunq no es como el canal de la mancha, también tengo una pequeña raiz...jorjor

Pero esta semana a muy tardar la próxima voy a hacerla desaparecer...una tiene que ponerse guapa para los viajes que se avecinan...you know

No seas tan exagerada que yo ni me di ni cuenta...

Un besín

10:04 p. m.  
Anonymous DED said...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, perri. Muerte a las raíces. Yo también soy esclava del tinte. Si MS ni siquiera sabe de qué color tengo el pelo realmente. Por ahora no me he visto canas, pero todo llegará. Seguro. Piensa en positivo, la pelu=cotilleos, porque como ya he dicho en alguna ocasión, las pelus fassion no molan una mierda. Dónde coño se ha visto una pelu sin el hola, el semana o, lo que es mejor, sin el qmd.

11:47 p. m.  
Anonymous Mago said...

Algunos no tenemos ese problema: sólo tenemos raíces y las justas. Perri, te he buscado como refugio a la papofilia imperante y aquí también he hallado color blanco. Triste estoy.

12:06 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Perri querida:

Mucho ojo con la pelu y los estados anímicos de claroscuros. Ir a la pelu a cambiarse el "look" cuando una no está al 100% de radiante felicidad puede acabar en un corte de pelo horrendo, en plan autocastigo pero por la vía inconsciente. Y jamás te pongas ciegamente en manos del estilista, jamás.

Acaba con las raíces, pero si yo fuera tú, por el momento nada de corte.

10:43 a. m.  
Anonymous Aguadora said...

Ay qué leñe, no he firmado.

10:46 a. m.  
Anonymous Aguadora said...

Yo te había hecho un comentario pero no sé qué ha pasado, no sale.

A lo que voy:

Querida Perri, si vas a la pelu ten mucho cuidado. Los momentos vitales de claroscuros no son los mejores para tomar decisiones, del tipo que sea, y mucho menos del tipo estético. Repaso raíces sí, corte de pelo no. Te lo digo más que nada porque puedes salir con un corte de pelo horrendo en plan autocastigo inconsciente, que lo he visto en mis hermanas mil veces. O con un error estratégico (flequillo) nada favorecedor.

No te pongas en manos del "estilista" ciegamente, saldrás hecha un adefesio. Ni se te ocurra proferir la siguiente frase:

"Ay, mira, no sé, estoy algo depre y necesito cambiar" como si el corte de pelo a lo aberchaloide fuera a ser una especie de exorcismo para los malos hados.

Si quieres cortarte el pelo, te vas con plano topográfico incluido y se lo endosas al "estilista", que si no acabarás llorando.

11:57 a. m.  
Anonymous laperri said...

creo que solo me teñiré... y además del mismo color que siempre y que ya tienen apuntada en mi tarjeta (porque yo tengo tarjeta): rubio oscuro mezclado con un poco de castaño avellana (chúpate esa!)... usease castaño mu oscuro.

12:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home