lunes, enero 15, 2007

Estoy muy muy mala de lo mio

Y lo mío es lo esquizoide-chungoide. Ayer, a una hora bastante inapropiada de la mañana/tarde decidí ducharme (lucha entre el sentido olfativo y el sentido seta-vegetal). Al coger el gel, descubrí una pequeña muestra de jabón perfumado de una marca guachi-pachi que me ha sobrevivido a varias mudanzas. Lo miré fijamente y pensé: "ya ha llegado tu hora".

Lo abrí y siguiendo una conducta automatizada comencé a enjabonarme... derepente (la palabra más utilizada en este blog... si cobro comisión por su uso) percibí que tenía un color un tanto extraño y mi sagaz y overdoted cerebro consiguió relacionar a la velocidad de la luz tres conceptos como color extraño, tres años en mi poder, posible mal estado... Sí, soy como el de psych (menuda serie de mierda, a propósito).

Pero ya era demasiado tarde, todas mis piernas estaban ya enjabonadas... en un acto de valentía propio de la perri reportera en prada que soy y echando el resto por el resto como los que juegan a la tortilla rusa... decidí proseguir al grito de: !que sea lo que dios quiera!... (es estremecedor, lo sé)....

Ya os he dicho que estoy muy muy muy mal de lo mío y si hasta ahora este relato os resultaba inquitantemente insoportable... ahora viene lo peor. Víctima de mi enfermedad empecé a pensar que, si realmente, el jabón estaba en mal estado y me provocaba una urticaria sarnosa variedad lagarto de uve sin piel tendría que ir al hospital. Y, claro, en el hospital tendría que verme un médico. Y, claro, seguro que el médico era o un borde de cojones o el padre de mis hijos. Y, of course, al examinarme se daría cuenta de que todo mi cuerpo estaría lleno de llagas purulientas... todo... excepto la espalda... y, claro, como su cerebro también podría relacionar causas-efectos a la velocidad de la luz llegaría a la conclusión de que no tengo llagas en la espalda porque... ¡por ahí no me he lavado!... y me diría: "¡es usted una cerda!"... y yo llena de llagas querría morirme no del dolor sino de la verguenza...

Porque, no nos engañemos, yo no hago un ejercicio de contorsionismo mandarín todos los días para que cada centímetro de mi espalda quede inmaculado... (me froto el cuello y para que no me deje roña en las camisetas... hjijijijiji).. así que por si acaso el gel estaba pasado y me provocaba una erucción sangrante decidí dislocarme los hombros frotando mi espalda para que el médico que me atienda no piense que soy una cerda...

SIIIIIIIIIII.. ESOY LOCAAAAAAAAAA... NECESITO TRATAMIEEEEEEEENTOOOOOOOOO

Pero todo tiene una explicación y, por supuesto, la culpa no puede ser mía... es herencia de esa advertencia que hacen todas las madres hacen sus hijos de: "no te pongas esos (calcenites con tomates/bragas viejas) que como te pase algo..."

Porque lo importante no es que te atropelle un coche y que te quedes como house de por vida (con suerte) sino que cuando, corriendo sobre la camilla por los pasillos del hospital camino del quirófano, el doctor te abra el mantalón con una tijera para taponarte con el dedo al artería-heisser que está a punto de desangrarte no grite:

-DIOS MÍOOOOOOOOO
--Doctor, ¿qué pasa? ¿tienes lupus? ¿le subimos la dosis de epinefrina?
-No, ¡TIENE LA PUNTILLA DE LAS BRAGAS DESILACHADAAAAAAAAAA!
-DIOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS
-(tú; con tus últimos estractores (jijij) de vida): lo... lo... siento... es que me retrasé haciendo la colada y ya no me quedaban de las de microfibra... le juro que después de hoy iba a dejarlas para trapos... ¡se lo juro!
-Chase, entra en su casa y comprueba su cómoda y su tendedero... todos los pacientes mienten.

19 Comments:

Blogger Zagloso said...

En esa situación, la pavisosa de house, con su bondad infinita prestaría a la paciente unas bragas de puntilla impecables.

Claro, que a ver cómo explica House que una paciente aparezca depellejada tras frotarse compulsivamente con una esponja.

10:10 a. m.  
Blogger perri said...

zagloso, no aparecería despellejada por frotarme compulsivamente... sino por hacerlo con un gel caducado que ya había empezado a convertirse en kh-7

10:22 a. m.  
Anonymous Panfleteer said...

En fin, estás como un grillo Perri. De todos modos, a menor escala todo el mundo es un poco así al escoger meticulosamente la lencería ante la posibilidad de pillaje el fin de semana.

11:27 a. m.  
Blogger Tos said...

¿Cómo se juega a la "tortilla rusa"?

11:56 a. m.  
Blogger PRIMAVERITIS said...

vale, pase por hoy, pero TODAS sabemos que unas bragas aptas para trapos NO tienen las puntillas desilachadas.
claro que para historias de terror mejor empezamos otro post no?

12:09 p. m.  
Blogger PRIMAVERITIS said...

desHHHHHilachadas, Aj!

12:10 p. m.  
Blogger PRIMAVERITIS said...

o desilachadas?????
CIELOS!!! Un diccionario quiero ya!

12:11 p. m.  
Blogger perri said...

panfleeter... yo es que creo que en mi subconsciente torturado todavía puede más la posibilidad de que 'me pase algo' que la del pillaje...

Tos... ¿no has visto airbag?... se ponen varias tortillas y hay una que está envenenda de un veneno muy chungo que te mata nada más comerla... y los jugadores tienen que comer cada uno de una sin saber cual es la chunga... vamos... como la ruleta rusa que se hace con una pistola cargada con una sola bala...

primaveritis... desde luego que las bragas con puntilla deshilachada no se dejan para trapos... pero ¿no le dirías tu eso al doctor house?

12:14 p. m.  
Blogger raxador said...

Comprate una esponja, y (comprobando antes que no lleve pantalones cortos y tenga ojos de cocainomano recien salido del baño), te evitara problemas ya que por inercia te refiegaras todas las partes del cuerpo, incluida la espalda (supongo, no me hagas explicar esta teoria, que seguro que hay niños leyendo, o aun peor, ancianos).

Tos, mirate Airbag.

Un saludo.

12:15 p. m.  
Blogger raxador said...

Uah!! (leer imitando la voz cazallera de Al Pacino)

Justo digo lo de Airbag y contesta la anfitriona, que poca edicacion tengo.

12:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Perri:mejor coprate un cepillo, que encontrarás en culquier drogueria, que tienen un largo mango y que te facilitará la limpieza de la espalda. Es un artilugio propio para seres que viven solos.Singler. Su precio es muy accesible y rasca suavecito.

12:32 p. m.  
Blogger querida_enemiga said...

Sí bueno, ¿pero qué te pasó finalmente?

Nada, intuyo.

12:42 p. m.  
Blogger PRIMAVERITIS said...

Ay chica, yo al Dr.House le diría taaaantas cosas!

12:44 p. m.  
Blogger Tos said...

Vayapordios. "Airbag" la vi y la olvidé enseguida. Sólo recuerdo al Manquiña diciendo "aquí va a haber hondonadas de hostias" o "el conceto es el conceto", pero sobre todo el "yo teailoviu" de Bardem.

12:49 p. m.  
Blogger perri said...

querida enemiga... mi piel está mu bien, gracias,....

anónimo.. .paso de comprarme cepillos rasca espaldas... ¿es que ahora va a ser que todo el mundo puede llegarse a todas las zonas de su espalda o utliza ese artilugio?... pues yo no lo he visto en ninguna de las casas a las que he sido invitada!.....

tos... lo de la tortilla rusa es el arranque de la peli y es, a mi pequeño entender, casi lo mejor de todo... junto con "el conceto", claro....

12:55 p. m.  
Blogger Gato said...

Jo Perri, estoy contigo en lo del momento tortilla rusa. Ahí se descubrió al actor que hay en Arguiñano; qué bien estuvo el tío.

El momento en el que el médico descubre que la puntilla de las bragas está deshilachada es digno de un premio planeta... ésa es mi Perri.

1:38 p. m.  
Blogger ZaraJota said...

Hacia tiempo que no me reia tanto con este blog, Perri-niña!

Genial!

10:02 p. m.  
Anonymous ded said...

Lo mejor de Airbag es sin duda el momento "submachingun". Quién tuviera una... Tengo que conformarme con la Wii

11:59 p. m.  
Anonymous Mavermo said...

Hola perri, creo no sé ni quien eres ni de donde, pero hoy, por esas cosas caprichosas del destino me he topado dos veces en una búsqueda aleatoria en el google con tu blog y ya ante la evidencia de que esto no era capricho del destino, sino una señal, he decidido dejarte un comentario, para aliviar los dolores y pesares, que sin duda todavía parecerás, tras haber sido requerida al grito de Choniiiiiiiii por la calle para que después te dijesen que no eras tú, tras haber pasado semejante vergüenza (con todos mis respetos por las chonis, a las que idolatro por su valentía y coraje cada vez que salen a la calle); pesares que lejos de aliviarse se empeoran ante la posibilidad de una descamación generada por un gel pasado de fecha. No me puedo resistir a poner un vínculo de esta entrada en mi espacio, que creo que es necesario compartir con todo el mundo ese momento de la puntilla desilachada de las bragas.
Por cierto, te invito (para mí será un honor) a que entres a mi espacio, y, de considerarlo oportuno, hagas algún comentario. También por supuesto cualquiera que quiera puede hacerlo.

3:03 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home