jueves, noviembre 10, 2005

Napoleón, el vergonzoso

Hoy me he levantado napoleónica. A veces me pasa... siento como un deseo icontrolable de conquistar, expandir, marchar, ordenar... mi estatura ayuda además a mimetizarme con el personaje... consciente de mi arrebato (ese periodo de la historia me parece uno de los más apasionantes-novelescos) me he calzado mis botas de mosquetero por encima de los vaqueros y me he puesto mi abrigo de soldada de franz ferdinand que tiene el cuello como un poco levantado....

...al salir de casa he pasado frente a un espejo enorme y, claro, no he podido evitar la tentación de contemplar mi imperial imagen. Movida por el desequilibrio que me persigue desde hace unos días (ya sabeis, mi yo-inconsciente ha dado un golpe de estado) he mirado a un lado y a otro como un niño antes de robar un trozo de tarta y he metido mi mano entra la abotonadura del abrigo como Bonaparte... ¡demasiado hasta para mi!... me ha entrado un ataque de risa en plena via pública... el problema es que junto a mi risa (risa-perri) resonaba otra mucho más grave y como asmática...

..."no puede ser quiero morir. por dios que se esten riendo de otra cosa. ¿si no quieres desear la gillotina por qué haces esas cosas de verguenza ajena?"...
...no tengo fuerzas suficientes para darme la vuelta y afrontar la garganta de la que proviene esa risa tipo pulgoso asi que sigo caminando... rápido y con la mirada clavada en la punta de mis botas... pero no, claro, es inviable... ¿cómo podría irme de rositas?¿cómo podríamos fingir que no ha pasado nada?....
"Adios, napoleona, guapa!!!!!".... me dice uno de los obreros que alican el piso de arriba....
... yo me pongo rojo, superroja, megaroja y tropiezo con el bordillo de la acera perdiendo el equilibrio, la magnanimidad imperial y parte de la autoestima....
... mi sentimiento conquistador-anexionador empieza a sufrir el efecto pepita-pulgarcita... esta vez ha durado poco, muy poco... tanto que a la hora de comer, me nutro con un kebap... ¿alguien cree que es digno de napoleón comer comida de territorio conquistado? (soy solo atrezzo, bonaparte se avergonzaría de mi...aich)

11 Comments:

Blogger damupi said...

En el curro me llaman guapeton o guapo...pero se lo dicen a todos luego desvirtuan lo dicho y no queda piropo alguno.
La ultima vez me pitaron en un coche (se invirtieron los sexos).Que triste y q envidia me das de que te piropeen. Sientete orgullosa
Lo q daria yo por un piropo....ahhh

8:23 p. m.  
Anonymous laperri said...

damupi, no creo que pases desapercibido precisamente... si no te piropean será porque no se atreven... creo que un post sobre piropos estaría bien....ummmmmmmm

8:33 p. m.  
Anonymous Be said...

Perri, estoy en Roma, una ciudad llena de vespas y más cosas bonitas.
Anoche iba por el Trastevere con un amigo y un chico hizo una maniobra rara con la moto, se metió entre mi amigo y yo y me dijo "guapa!". Me puse roja y mi amigo verde. Moló.
Por cierto, estuve en un sitio de lo más decadente, cuando vuelva te llamo. Besos perris.

10:13 p. m.  
Anonymous Tos said...

No sé si valdrá:
Hoy, después de comer me he quedado con hambre y he comprado un pan redondo. Iba tan ufano comiéndolo a palo seco (quien me conoce sabe que a veces es mi desayuno) que cuando he oído "¿qué haces esta tarde?" (a grito "pelao") he tardado un segundo en reaccionar. No había nadie en la calle excepto cuatro veinteañeras y yo. Ellas iban por la acera de enfrente y, cuando las he mirado, han empezado a reírse de este zampabollos. Pero no sabían el rato de felicidad que me estaban dando.

10:35 p. m.  
Anonymous Gab said...

A mí también me encanta que me piropeen. El otro día, cuando llegaba a trabajar, a las 9 de la mañana que ya son ganas, un bakala macarra veinteañero me dijo.... ¡bombón! Qué gracia, a lo Arturo Fernández. Llegué al trabajo como unas castañuelas.

9:27 a. m.  
Anonymous olg said...

que envidia a mi si pasasen del jamona y guapa del borracho de turno tambien me encantaria
me encantaria un piropo clasico como el bombon
debe ser porq no me lo merezco

10:27 a. m.  
Anonymous Gab said...

Olg, ¡bombón!
anda, no te quejes que hemos mejorado. Te recuerdo que en nuestra pringada adolescencia una vez nos llamó feas un yonqui y encima en comparación con nuestras amigas monas con las que paseábamos. Ellas son guapas, y vosotras dos sois FEAS, dijo, ahí, diferenciándonos de la masa, señalando y especificando. Luego nos extrañamos de que estemos como estamos...

11:01 a. m.  
Anonymous laperri said...

Gab y olg... menudo capullo!!!!! yo ante eso hubiese sacado el bazoca... a mi solo me han piropeado una vez alguien que no fuese obrero: me dijo: "tienes los ojos tan bonitos que te comeria el coño" (¿!).... sin comentarios (me lo dijo a las siete de la mañana y yo no habia desayunado)

12:11 p. m.  
Anonymous Gab said...

Ya ves perri, ya ves. Qué duro, años de terapia nos ha costado reponernos! Años de terapia y en mi caso una larga estancia en Lux donde vivía encima en una plaza llena de vagabundos de luxe que todas las mañanas me saludaban diciendo "vous etes très belle aujourd´hui, madame". Porque en Lux hasta los vagabundos son refinados y te llaman de usted. Estaban borrachos pero no veas qué ilusión.

12:39 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

... "tienes unos ojos que te comería el coño"....ja ja ja ja
sin duda me quedo con ese, ja ja ja es cojonudo!

2:44 p. m.  
Anonymous ded said...

joder anonymous, no me extraña que no quieras decir quién eres.

2:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home