viernes, noviembre 11, 2005

Hay días para no levantarse

Hoy:
-me he echado el gel al pelo en vez del champú
-he tirado medio litro de zumo de naranja por la cocina
-al sacar el bonobus ya dentro del bus me he dado cuenta de que me había dejado la cartera en casa y he tenido que volver... y, por supuesto, volver a esperar al autobus (me han salido patas de gallo aviar)
-nada más llegar al trabajo me he tirado el café sobre mi limpia y planchada camisa de monypenny,,,,

...¿alguien puede aventurar cómo puede acabar el día? y sobre todo ¿alguien sabe quién y por qué me han echado mal de ojo? Gracias

2 Comments:

Blogger kruskaya said...

Me hubiera gustado tener un mal día solo por poder compartirlo contigo.
A cambio puedo decirte, que aún con un terrible malestar que me hace sentir las paredes exteriores del estómago como placas metálicas que al moverse echan a escapar rayos de luz en forma de pesados pesados, pesadísimos dolores, a pesar de ello, no he kerido evitar pasearme por tu perrera.
M m, se debió a un racimote de uvas verdes.

11:42 p. m.  
Blogger txe said...

Hay días que salen torcidos como las muelas del juicio. Todos tenemos que pagar un karma de mala suerte.
Un saludo

7:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home