martes, junio 21, 2005

Un día en la piscina de la otra esfera

Este fin de semana fui a la piscina. Debí confundirme y entrar en una dimensión paralela porque me pasaron cosas muy raras. Como él sábado por la mañana había ido a teñirme la raiz (y ocultar esas canas que me hacen sentir vieja y desgraciada) decidí meterme en la parte que menos cubre de la piscina para no mojarme el recién domado cabello cual vieja provinciana. Estaba yo chapoteando modo perro (para no mojarme, y que conste que yo nado cual sirena) cuando un niño sobrealimentado, con un moreno de menor abandonado en la piscina por sus progenitores, se me acerca lentamente. Según se va aproximando me doy cuenta (no llevo gafas en el agua, hasta ahí no llego) de que lleva las manos en alto y apachurradas entre ellas dos galletas maría. El niño se para me mira y me dice: ¿Quieres una galleta?.... yo miro la masa marrón que se le escurre entre los dedos, miro su cara prieta y le digo... ¿Quién es tu madre?... el niño me mira, se asusta y se marcha caminando sobre sus patotas a ofrecerle a otras "niñas" sus galletas.

En el pseudocesped, un par de mujeres con pinta de actrices porno del este y de los años ochenta toman el sol en topless... yo estoy sentada enfrente riéndome sola con el periódico. Derepente empiezan a echarse aceite cual ellas mismas y todos los viejos calcinados y en fardahuevos que tengo a mi alrededor abandonan su posición sapo-quiero-captar-hasta-el-último-rayo y como si alguién hubiese apretado un botón se incorporan como un resorte para ver el espectáculo...

...yo también miro....y.... ¡es increible! una de ellas tiene los pechos tan siliconados que sus pezones miran directamente hacia arriba... como si le hubiesen puesto un tapon a un botijo... ¡menudo desafío a la leyes de la gravedad!... Bueno el caso es que al atardecer un par de hombres con pinta de narcotraficantes del este y de los años ochenta llegan a recogerlas. Los narcotraficantes van de uniforme: camisa de seda negra brillante, cadena de oro y pelo cortado a lo van dame... y mientras sus actrices porno se visten (por supuesto no llevan sujetador) me miran. Yo me hago la loca y me oculto detrás del periódico pero derepente esos tios dicen claramente la única frase que yo conozco en serbio...

... y ahora explicaré porque la conozco (lo siento): cuando eramos pequeños y había guerra en yugoeslavia, los padres de un chico del cole trajeron a un niño serbio para que pasase el verano con nosotros. El niño no hablaba español y desde luego nosotros no hablabamos serbio... pero cuando le llevamos a la playa el nen solo sabía decir "dobro sissa" (así sonaba vamos)... al principio pensabamos que era algo así como "que bonita playa", pero después segun ibamos relacionando la respuesta (dobro sissa) con el estímulo que resultó ser tías pechugonas entendimos que lo que quería decir era: "buenas tetas".

...así que los narcotraficantes del este y de los años ochenta me miraron y mientras sus actrices pornos con pezones mirando al cielo dijeron: "dobro sissa".... yo no podía creerlo pero era cierto... me quedé tan impresionada que los narcotraficantes se miraron como diciéndose que era imposible que les entendiese... pero los entendí!!!!!!!!!!... muy fuerte!!!!!!!!

Así que cuando mis amigas me preguntaron que qué tal en la pisci dije:
Bien, he ligado con unos narcotraficantes del este y de los años ochenta a los que les gustaban mis tetas y un niño de cinco años me ofreció galletas maría dentro de la piscina.

3 Comments:

Anonymous Patri said...

Hey, Perri! Tienes buenas tetas! :D

A mí si me dicen eso, me alegran para el resto del año xD

Besote!

7:46 p. m.  
Anonymous mir said...

foooootoooo

foootttoooooooo

foooootoooooooooo


jajjajaja, insuperable, como siempre.

8:40 p. m.  
Anonymous mir said...

Tengo una anécdota perri-lingüística, muy... "simpática".

Tuve un novio italiano durante dos años y medio -las becas erasmus se inventaron para que nos mezclemos los europeos-, y durante ese periodo de tiempo, viajé mucho por Italia.

Superado el momento de comunicación gesticular, ya que ni mi chico ni yo hablábamos el idioma del otro,llegó el momento de las presentaciones familiares. Con un vocabulario-base de 200 palabras soy capaz de decirte cualquier cosa en italiano (o al menos inventármela).

Comida familiar en casa del churri-genovés. Después de la sobremesa, todo el mundo se levanta a llevar los platos al fregadero/lavaplatos. Como buena nuera, me alzo para llevar algunas cosas, y toda la familia me "invitan" a que me quede sentada (en viajes posteriores YA NO FUE ASÍ... jajajjaja).

Ante mi ofrecimiento de "ayuda", mi futurible suegra me dice:
-vuoi aiutare... va bene... vuoi scopare???

scopare, bonito palabro. Fue una de las primeras palabras que aprendí en italiano... y ya se sabe que lo que primero se aprende son los tacos y las expresiones malsonantes: vaffanculo, passera, fotiti, vai a cagare,mincia,... y scopare... también scopare.

Me quedé blanca ante la pregunta de mi "futurible suegra" y solo pude responder:

-"qui? davanti a tutti?".

En ese momento ella intuyó lo que mi malformado cerebro había interpretado... y solo le faltó tirarse al suelo descojonada... JAJJAJAJA, JAJJAJAJAJ, llamó a mi "futurible suegro", a mi "futurible cuñado", a la abuela, al perro... y yo sin saber de qué iba la historia...

Finalmente me dijo que si quería "scopare" con la "scopa"... vamos, que si quería barrer la cocina. Y yo pensando que me había propuesto rodar un video porno embadurnada en la harina sobrante de hacer los gnocci y hojitas de albahaca (para el pesto) alrededor... cual arguiñana-sifredi... (scopare=f*ll*r)

Ains, nos reímos mucho, la verdad...

12:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home