jueves, junio 16, 2005

Eclipse lunar, desequilibrio perri

Debe haber habido (me encanta) un eclipse lunar y yo con estos pelos... de verdad que están pasando cosas raras (o puede que sean normales pero nuevas). Todas las perris que me rodean están en crisis sentimental...T-O-D-A-S. ¿No era el verano el tiempo de los rolletes felices y sin repercusiones en la salud mental de la gente?

El caso es que ayer me di cuenta de que había pronunciado frases como:
-Vivimos en un constante jo
-Si estuvieses en una fiesta de polo en la casa de campo tu radar interno encontraría en un nanosegundo al único freak que conoce la diferencia sociológica entre las lectoras de la ragazza y la superpop
-Ese tío te arrastrará en su desequilibrio treintañero hasta las tardes de domingo preparando juntos los tuppers de comida del resto de la semana.
- Si existiese una pastilla para que tu guste el que debería gustarte estaría más agotada que la crema autobronceadora de Johnsons (si no la conoceis os la recomiendo)
-Si estamos sufriendo a los 25 la crisis que se supone que tienen las de 30 que nos va a pasar cuando lleguemos, etc...
.... en un sólo día.

Las hay que son felices senti-domingo-cubierto-mente. Pero son las que están en esa fase desde hace tiempo. El resto o viven en crisis o en el más seco, reseco, recién quemado erial (abrasado por un meteorito cabrón). Es que ayer fue muy fuerte porque mantuve conversaciones por separado con al menos tres perris diferentes en las que se pronunciaron frases como:
-¿Es que no hay tíos normales?
-¿Es que estoy gafada o qué?
-¿Por qué siempre me gustan los peores?
-Los tíos son escoria
-Los tíos son mierda
-Los tíos son todos iguales (está la oí muchas veces)
-Hasta aquí llegamos
-Le voy a mandar a la mierda
-Esto no puede seguir así
-Voy a pasar de todo
-Estoy mejor sola
-El lesbianismo es el único camino...

¿Alguién me quiere explicar que está pasando? y sobre todo ¿Es normal que el erial te vaya pareciendo cada vez más un lugar acogedor y seguro?

14 Comments:

Anonymous LO said...

Ayyyy perri....

qué quieres que te cuente si yo soy una de esas que están en plena crisis con el sexo opuesto... espero que alguien escriba que esto sólo es pasajero, que le ha pasado a todo el mundo y que finalmente han encontrado a un tio que realmente merece la pena... pero mucho me temo que los comentarios de este tipo no van a ser muy abundantes...
Pero mientras tanto no valen las lamentaciones, ni volverse loca, noooo!!! que viene el veranito y hay que pasárselo bien ;-)

Ah! me encantó lo que escribiste sobre La Latina y sobre lo del metro.... yo todavía sigo buscando a la cabrona que me pisó el viernes pasado cuando iba a subir al vagón y se me cayó mi sandalia entre el metro y el andén al foso de abajo y me quedé con cara de imbécil..... sé que alguna mañana me la volveré a encontrar y entonces será mi revancha...

4:44 p. m.  
Anonymous laperri said...

Ay! Lo... que bien te va a sentar la playa... lo de tu mule en el hueco del metro merece un post por sí solo pero no sería lo mismo porque no lo ví.... jijijijiji.... el metro... ese lugar!!!!!!!!1

5:10 p. m.  
Anonymous mir said...

El problema es que determinadas perris hacen de ese tema su "eje de giro vital", y eso es un error.

Creo que ante todo es una cuestión de actitud. Cabrones hemos conocido todas. Cabronas las han conocido todos. Hagan las congujaciones oportunas de género para parejas del mismo sexo.

Perris mias, ustedes céntrense en SU VIDA, en ser felices con lo que hacen cada dia, en tener perris-amigas-estareguares que merezcan la pena, en mantener una relación -en la medida de lo posible- fluida y saludable con su familia.

El problema es que nos han enseñado que para ser perris-felices-completas-perfectas tenemos que tener un perro al lado. Y eso no es verdad. No digo que se renuncie a la vida perruno-conyugal, pero si no se da, no debe FRUSTRARNOS, CONIIIIOOOOO, que bastante complicado es todo como para estar llorando por los rincones porque "todos son iguales", "porque...", "porque..."...

Mi consejo, apuntaros a un curso de algo, al gimnasio. Conozcan a gente y dejen de PEN-SAR-SIEM-PRE-EN-LO-MIS-MO.

Arriba las perris!!!

6:01 p. m.  
Anonymous laperri said...

Yo estoy en el erial y solo escucho, rara vez pienso en perros y ya no me quejo porque no tengo de que quejarme y como he dicho antes estoy más agusto en mi erial... que me ha quedado después de Hiroshima

6:26 p. m.  
Anonymous Campanilla said...

Perri... es que ya sabes que yo tengo mucho que decir aquí.... y me haría un blog sólo para mí con este tema...

Mir, cierto que tenemos que apreciar las cosas buenas de la vida, los amigos, la familia, etc... pero en el corazón nadie manda, y por mucho que me empeñe que hoy voy a ligar, a salir de copas, a conocer a gente, etc, etc, no puedo. No me lo pide el cuerpo.

Y es que LO... yo también quiero creer que encontraré al perfecto, al hecho para mí, no pierdo la esperanza, aunque la cruda realidad es que llevo en un perri-encierro sexual enamoradizo (y de ello podéis dar fe...) desde hace mucho tiempo.

Eso sí, aunque aún se me saltan las lágrimas,intento hacer lo contrario, reirme conmigo misma de las cosas. Y pienso... que en un mes me ha pasado todo esto:
- Mi amado rollo (ex amado y ahora cabrón-marica-hijoputa) se echa novia y me llevo un chasco de la leche...
- Mi exnovio de 3 años se mata en un accidente.
- Mi exnovio de 3 años RESUCITA del accidente en el que se mató.
- Y yo sólo he hecho que llorar, no dormir por las noches y no salir. Pues no!!! No puede ser!!! Estoy harta!!!
- También he pensado en el Rollo Bollo... pero siento que no estoy preparada...

En fin... que podría seguir y seguir...

6:33 p. m.  
Anonymous mir said...

Bueno, aquí en "barbecho" (y no solo sexual) no sé quien gana, pero yo llevo sumando puntos desde hace muuuuunnnchooooorrrrrllll... tanto que estoy empezando a creer en la regeneración de mi propio himen... ay!

Servidora también ha considerado otras opciones: el rollo bollo, lo he tenido muy a mano desde el punto y hora en que me rapé la cabeza, aunque no lo hice para bollerizarme, solo por ver como lucía mi preciosa cabeza. Pero... no me veo, me faltarían 20 CENTIMETROS, jarl... vamos... que no... que no me veo...

Respecto a buscar los 20 centimetros en un sex-shop y tal... pues... como que me da mal rollo quedarme enganchada a un aparato con pilas... ¿y si luego quiero darme una "alegría" y me parecen mejores la pilas? jaaarlll... no, tampoco es una posibilidad...

Como dijo Diana en 7 vidas... prefiero quedarme sin huellas digitales...

6:52 p. m.  
Anonymous mir said...

Nótese que lo de "20 centímetros" es una ironía cinematográfica.

7:01 p. m.  
Anonymous Be said...

Érase una vez una perri que se enamora, se desenamora y acaba en un erial grande, grande, de 3 años y medio para ser exactos (ver post de perri-verdadera sobre parejas tumba). Tras 3 años de sentirse completa y feliz de estar sola, de disfrutar de la vida, las compras, los Haagen Dazs y el sexo (pero no el amor), conoce a un perro que le hace temblar las rodillas. Y el perro sale rana.

No voy a dar detalles, dejémoslo en que el perro es bueno y tal, pero tiene un pasado. Un pasado lioso, complicado de asumir e imposible de ignorar.

Y es que, siendo sincera, me sigue gustando. Pero preferiría que fuera más normal, más fácilmente aprobable por mi madre, menos ambiguo...

Quiero que me guste el pijo aburrido que está deseando tener hijos para enseñarles a jugar al golf, pero en la fiesta que describe perri yo encontraría al único hombre presente que supiera que el THAUM es la unidad básica de fuerza mágica, la cantidad de magia necesaria para crear una paloma blanca pequeña o 3 bolas de billar de tamaño normal. [[Basado en hechos reales]]

Tienes razón, perri, vivimos en un constante "jo".

7:16 p. m.  
Anonymous HabladoraDePerros said...

Contestando a tu última pregunta : sí, es normal! Los eriales tienen su encanto, oyees (metafóricamente y literalmente).

8:45 a. m.  
Anonymous Gab said...

LO!
eso mismo le pasó a mi jefa hace poco y ni corta ni perezosa pulso el botón de esa misteriosa y roñosa caja amarilla que hay en todos los andenes y que pensábamos inútil, y hete aquí que respondió ipso facto un guardia de seguridad del metro que la tranquilizó y bajo hasta la línea con un gancho enorme rescata-zapatos y ante la estupefacción de todo el andén el superguardia cazó el zapato perdido y los viajeros aplaudieron. Moraleja: cuando parezca que todo está perdido, llama al interfono amarillo roñoso que tengas más cerca...

10:40 a. m.  
Anonymous Anómalo said...

¡Jajaja! Esto del hombre-gancho (con perdón) me lo imagino tipo Batman (pero el de la serie de los 60).
En cuanto al tema general: las mujeres de nuestra generación estáis fatal, los tíos de nuestra generación estamos fatal... ¡La culpa es de llevar los móviles donde los llevamos!

12:26 p. m.  
Anonymous Gab said...

Anómalo,
Batman como poco, alguien que te salva de la pesadilla recurrente de llegar descalza al trabajo es un superhéroe urbano, y lo demás son tonterías.

1:01 p. m.  
Anonymous LO said...

jajajajaja!
yo afortunadamente estaba en la primera parada de esa línea del metro así que me cruzé al otro andén donde había una caseta con algunos conductores de metro y uno de ellos se prestó a hacer de hombre-gancho... lo mejor fue el careto que puso todo el mundo cuando por fin lo rescató y me lo tiró de un lado a otro de la vía,jajajajaja, pero yo muy digna le di las gracias, me lo puse y me fui a trabajar con un pie medio renegrio, jajajaja
pero la próxima vez ya sé que puedo recurrir al interfono roñoso amarillo, gracias!

1:42 p. m.  
Anonymous Gab said...

qué bueno LO! me alegro de que tu historia también tenga happy end, me tenías en un sinvivir, y encima con lanzamiento al más puro estilo última escena de peli americana, me lo estoy imaginando a cámara lenta...

2:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home