martes, enero 31, 2006

Las abuelas-asesinas toman el super

Hoy he ido al super a por mis dogchows. He ido con carrito y todo. Porque, oyes, yo tenía prejuicios, lo reconozco... pero es que el super esta lejos y, además, si lo piensas friamente ¿qué prefieres?¿llevar seis kilos de dogchows (soy pequeña ¿qué pasa? seis kilos son mi tope) en bolsas que te cortan los dedos, te desgarran los múculos del antebrazo y te joden las cervicales y los hombros... o arrastrar un cuco carrito de cuadros sin el menor esfuerzo?....
...yo prefiero el carrito. Como prefiero unos playeros para una jornada maratoniana de compras aunque se que con mis mariaisabeles me sentiría más in the mood of compring pero acabaría cojeando a mitad de la calle fuencarral (y oye, coja por obligación... vale.., pero por devoción, no).

El caso es que he ido al super, donde me he encontrado con otras damas del carrito que, por la hora en la fui a hacer la compra, tenían la edad y mala leche suficiente como para ser mi abuela.
Aquello era la selva y yo no era rambo precisamente. Esas señoras son unas profesionales del super. Unas fernando alonso del carrito.

Las abuelas-asesinas te atropellan sin el menor pudor con su carrito con gps y ni siquieran te piden perdón: la culpa es tuya... porque tu deambulas por el super sin seguir un plan concreto, cuando estas en frutos secos, te acuerdas de que te has olvidado la leche y cruzas por productos de baño cuando no los necesitas... para ellas eso es una ofensa, es escandaloso, es intolerable.

Ellas tienen un plan minucioso cuando entran por la puerta. Trazan un recorrido que minimiza el tiempo y el número de pasillos recorridos para conseguir su objetivo. Es una especie de videojuego abuelil... saben lo que está de oferta, saben dónde está y saben como conseguirlo.

Te miran mal (como a la perri) cuando compras manzanas reinetas a 1,24 el kilo, cuando las golden están a 1,20. ¡Está juventud!... se que me perdonan un poco la vida porque voy con carrito y eso me da como un alo de animal de super... soy de las suyas... pero sin entrenar...

Por supuesto, el momento cumbre llega a la hora de pagar. Porque las abuelas-asesinas no lo pueden evitar... colarse forma parte de su esencia, es un impulso animal que no pueden contener, si se cuelan y además es de un joven no solo se están vengando por la movilidad de articulaciones que ellos tienen y ellas ya no ("tu te mueves mejor pero yo soy más rapida y visto y no visto me he colao-.... atontao") sino que le suma puntos en el videojuego abuelil... es como un bonus... ("Dios, paquita es un hacha. No solo ha hecho el circuito de compra para una semana con merienda para nietos en 15 minutos 32 segundos sino que se ha colado de la del carrito y las gafas de jfk... ella está en otro nivel, está claro")...

...salí agotada del super.... con mis dogchows, pero agotada... debo elegir otra hora en la que haya más gente de mi edad... las abuelas-asesinas son demasiado para mí.

14 Comments:

Blogger queen lili said...

Mira yo hago placajes, pongo brazos en jarra y embisto, la mejor defensa es un ataque. Soy el terror de las maris...

1:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cuando yo vivía en Granada, esas viejas en el barrio del Zaidín tenían un nombre conocido por todos: las Kamikace. Son especialistas en cruzar sin mirar por cualquier carretera y no dignarse a girar el cuello si oyen un chirriar de ruedas,un claxon o un ruido de chapa y cristales que ellas han provocado. Entran en el autobús empujándote o saltando por encima de tí, clavándote esas uñas que parecen de los pies,amarillas, limadas en punta, porque tienen preferencia para sentarse (es que los jovenes son maleducados). Y por supuesto, se cuelan en la carne, en el pescao, en los embutidos y lo que haga falta. Yo entonces hago dos cosas: Si me sobra tiempo, la dejo que compre, pero me vuelvo hacia ella completamente y la miro con cara de ciborg, sin descansar, hasta que se incomoda (a veces sucede) y se deja los riñones de cerdo sobre el mostrador de la carnicera. Si no tengo tiempo, sonrío con la mayor dulzura (ya sabes,con la boca y con los ojos), y le digo: "disculpe señora, pero me tocaba a mí". Por supuesto, me han hecho falta años de entrenamiento para darme cuenta de que no todas las canas merecen el respeto que me han enseñado... Que si ha hecho falta, le he llevado las bolsas a esa pobre señora a la que ves dejarlas en el suelo, para descansar, cada cuatro metros.
Y el carrito... Yo tengo uno plegable, que ya está hecho polvo, pero para mí es insustituible!! Que se rían cuanto quieran cuando ven a una pelopincho con un carrito de la compra, que mi espalda y mis dedos me lo agradecen.

Te acabo de encontrar en la red, Perri, y tenía que decirte que eres un encanto. Un placer conocerte!!

2:57 p. m.  
Blogger Galufante said...

Y qué me dices de esas abuelas y otras hierbas que se paran indefinidamente delante de una alacena y se ponen a meditar sobre lo divino y lo humano???
Tu deseas acceder a la estantería para coger un paquete de borrachitos y el/la interfecto/a acaba de empezar a leer la composición de la fabada litoral...dan ganas de pegarles un carrazo¡¡¡¡

Agur.

3:53 p. m.  
Anonymous laperri said...

queen lili... los placajes son peligrosos porque ellas por la noche.. no juegan al tute... sino al rugby!

jo, anonimo... muchas gracias! que ilusión que te guste mi perrera!... las kamikace parece el nombre de un grupo de copla-punk... me mola mil!

galufante... yo también hago eso... mucho... sobre todo en la ducha y frente a los quesos... no lo puedo evitar

3:55 p. m.  
Blogger Anómalo said...

¿Lees la composición de la fabada litoral en la ducha?

4:22 p. m.  
Anonymous laperri said...

En la ducha pienso mucho... se me ocurren ideas buenísimas.. y me quedo totalmente abstraida

4:27 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

En realidad hay que confesar que cuando se suele leer la etiqueta de los champús es, como dicen los abuelos, haciendo de vientre, jajajaj! A qué si no, ibas a saber que lo que suelen llevar los anticaspa es nosequé de Zinc.

4:50 p. m.  
Anonymous Revoltallo said...

En "provincias" las abuelas asesinas mutan en abuelas adivinas... ¿y tú? ¿de quién vienes siendo? (modelo "adivina te saco el árbol genealógico en un pis-pas) o... hazme un favor, neniño, esto de aquí ¿es un cuatro o un nueve? (modelo "adivina no veo un carajo")

9:00 p. m.  
Anonymous laperri said...

El modelo abuela-interrogatorio mola... a mi las que me encantan son las que abren el mondero-mariposa (sí, amiguitos, se llaman así... de nuevo, aprendiendo casa inútiles con la perri) y echan todo lo que tienen dentro lo mismo sea una cuenta de nueve euros que de 30 y es la pobre cajera la que tiene que hacer las cuentas...
"¿Guapina esto son dos euros o dos céntimos?"....
...ellas siguen con la conversión.. y por eso son las únicas que saben que cuando te cobran dos euros por un paquete de pan de sandwich te están cobrando 500 pesetas...

9:06 p. m.  
Blogger damupi said...

seamos sinceros. Yo no hago la compra, pero de vez en cuando me ha tocado pasarme por el opencor o por la panadería y me he encontrado con esos seres, aunq no creo q sean tan autenticos como los vuestros, pero ya he conseguido que no se me cuelen.
Mi aspecto de nazi con la cabeza afeitada y mi fruncido de cejas hacen mis delicias. Añado mi careto con una frase epica: Señora, ¿se cree usted q estoy esperando para dar a luz o qué?
Desde entonces nadie se me cuela. X-P

11:51 p. m.  
Anonymous MadameDiscordia said...

A mis 37 debo ser ya, y sin haberme dado cuenta, una abuela. Siempre tengo un esquema mental de lo que tengo que comprar y dónde está.

Tuve un carrito, un Rolser plegable, unos cien años. Tuve que pegarle un tiro cuando se dislocó una rueda y sólo podía andar en diagonal.

12:15 p. m.  
Anonymous laperri said...

laperri,

jo, madammediscordia... ¡que envidia un Rolse plegable!... yo tengo un chuchocarrito... pero es muy cariñoso y aguanta lo que le eche...

1:17 p. m.  
Blogger __nia said...

oh
oh
ooooooh

que geniaaaal!!

Saludos!

héroine.

11:22 p. m.  
Anonymous laperri said...

heroine... atropellada... nia.

12:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home