viernes, enero 27, 2006

La guaridita perri

Llega una ola de frío: mantita, colacao calentito y dvd.... pero no voy a hablar de eso.

Yo soy perri y por ende, ande, animalillo salvaje. Después de un duro día de sacar mi hachita en la selva urbana, laboral y relacional... a veces, sólo a veces, aunque una arregle cables de televisión y monte armarios de ikea con una lima de uñas (bertich sigo deseando tu cinturón de erramientas), a veces una esta agotada y necesita hacerse donut en un lugar donde se sienta segura, a salvo y tranquila sin hacer ningún esfuerzo. Ese lugar es lo que yo llamo guarida.

Es muuuuuuuuuy difícil encontrar una buena guarida. En general, todos tenemos una natural que es la familia (aunque no todas las familias son guarida y hay quien no tiene familia, claro)... yo tengo pruebas que demuestran empiricamente que la casa de los perriparents es mi guarida: nunca jamás consigo dormirme una siesta, pero es tumbarme en el sillón verde de su (mi) salita y quedarme frita; duermo mejor en general (sin pesadillas ni nada); se me pone un color buenísimo en la cara asi como de heidi; cualquier tristeza o enfermedad es menos si estoy en su (mi) casa, etc.....

Pero cuando vives lejos de tu familia (o no es guarida o no tienes) tienes que buscar una guarida (como cuando los perris tienen su cojín o su mantita (¡silvina!)). La guarida no puede ser tu misma porque la guarida es por definición una paz y una seguridad que te transmiten otros. Hay gente que no necesita guarida (¡que suete!) y desde luego se puede vivir sin ella pero, la verdad, se vive mejor con ella.

Encontrar esa guarida es difícil de encontrar pero fácil de identificar: relajación muscular inmediata, mente en blanco, paz, sensación de estar a salvo de todo lo que hay fuera de esa guarida...

quizá por eso a mi me gustan los meo-de-pie que tienen pinta de poder partir troncos... porque me imagino que me puedo hacer donut (perri donut) en su tripa... desde luego no todos los meo-de-pie se convierten en guarida, los amigos también pueden ser guarida (aunque es más difícil)....

.... y yo me pregunto.... ¿y cual es la guarida de los padres y de los meo-de-pie-guarida?
¿puedo ser yo guarida que soy histérica, disfuncional, hipocondriaca y mido 1,60?

10 Comments:

Blogger Lizzyzzy said...

Hola missPerri, parese que se ha causado un embrollito. Si son nesesarias disculpas no tengo problem en extenderlas, más le aseguro que la informasion por usted resibida es más que engañosa. Aún con todo he vuelto a haser enfados con Eze y tranquila esté que no volvera por su bloggie y si me lo petisiona claritamente tampoco yo.
Entiendo bien de lo que habla pues llevo mas tiempo fuera de mi guaridiota de lo que estuve en ella.
Y así como me nado en amores con Eze también téngolo con otras perrsonas que se tienen fuerita de sus cobiJos de raís.
Para no haser mas espasio robado me permito contestarla con otro posttie en mi bloggie y la espero pues
No se haga en enoHos conmigo pues la intension de maldad no tiene cabida en mi vida.
grasias

1:07 p. m.  
Anonymous Patri said...

Si te sirve de consuelo, yo he sido guarida, y lo único que nos diferencian son 4 centímetros de altura...

Bezo!

2:01 p. m.  
Blogger Melisa said...

¡vaya que puedes Perri! Yo he sido guarida en repetidas ocasiones de distintos seres y ya sabes que mido lo que tú. Ahora lo soy aún más, biológicamente :)

Y Melisa con una sola S, plis. También me vale Mel. Y Monipeni.

2:37 p. m.  
Blogger Anómalo said...

Tu blog es guarida, perri.

4:09 p. m.  
Blogger perri said...

jo, anomalo... me sonrojo perricamente....

¿sabeis que estamos en el año chino del perro?
¡ES EL AÑO PERRI!

4:14 p. m.  
Anonymous gab said...

Mi guarida se ha quemado y tengo una sorpresa , tengo dos sorpresas, tengo seis sorpresas

5:03 p. m.  
Blogger gab said...

Hola!
qué raro, otra/o gab que no soy yo. Mi guarida no se ha quemado, y no tengo ninguna sorpresa, la única sorpresa es la que me he llevado al leerme sin haberme escrito, qué grima!

5:19 p. m.  
Blogger perri said...

gab 1 siento mucho lo de tu guarida...
gab 2 me alegro de que la tuya este intacta

5:36 p. m.  
Blogger damupi said...

mi guarida es la bici. Bajo la calle a 50 Km/h, por la fila q delimita un carril u otro (un carril para cada sentido), no freno, no hay tiempo para pensar, la sherpa (modelo de mi bici orbea) y yo somos uno. Invado el carril contrario, el coche de mi sentido está muy pegado a la linea. De frente una furgoneta.
No hay tiempo para pensar, se q el espacio es justo, agacho todo micuerpo, zooooooom, pasé, noto algo en mi espalda pero mi cuerpo no me duele. Puff !!, alivio, es la mochila.

Eso es mi guarida: livin' on the edge.

2:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Perri guapa, me temo que tenemos un problemilla... No podemos empeñarnos en ser ese dónde adonde alguien quiera recogerse, si no somos capaces de ser primero nuestra propia guarida.
Verás, he conocido hace unos meses a un hombre por el que haría un par de gilipolleces si se me presentara la ocasión, y después de mucho reflexionar acerca de lo que me pasa con él, he llegado a la siguiente conclusión: es un pedazo de man seguro de sí mismo, tranquilo, satisfecho con su persona; y como tal se presenta. Eso, Perri, es lo más sensual que te puedas echar a la cara (ojalá me lo pudiera echar al cuerpo, jajajaj), y por eso mismo es un tío completamente fuera de mi alcance. Eso, es lo que te convierte en guarida de cualquiera.
Yo también quieroooooooo!!!!!

11:52 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home