lunes, marzo 07, 2005

¿donde reside la felicidad?

Primero: vale, tel título es más que ortera pero tiene su explicación...

Llevo ocho años viviendo en Madrid. Primero me ataba la carrera, después el Master y por último mi beca y alguna que otra cosa (y subrayo lo de cosa). Ya soy una licenciada, masterizada y experienciada... y ¿ahora qué?. Tras cinco días viviendo en la paz, comodidad y tranquilidad gijonesa me hago unas preguntas:

¿soy realmente más feliz peleando cómo una perra para publicar un breve sobre tecnosexuales en una revista de mujeres... o lo sería más cubriendo los sucesos y la actualidad política de un periódico de provincias (a mi siempre me ha gustado el periodismo de calle, el de servicio público... nada de onanismos literarios)?

¿soy realmente feliz viviendo en Madrid lejos de mi familia, donde todo cuesta una pasta, en un piso compartido? ¿sería más feliz en mi casa, rodeada y arropada por mis papis, en una ciudad que reconozco como mi hogar, donde todo esta cerca, todo es barato y la gente tiene los mismos códigos culturales y sociales que yo?

¿me hace más guay, más importante, más exitosa y sobre todo más feliz vivir en Madrid? ¿hay algo realmente importante alli (aparte de mis amigos y, como todo el mundo sabe, los amigos tienen su propia vida y no creo que ninguno sacrifique su felicidad por hacerme compañía a mi)? ¿porqué me empeño en seguir en Madrid?

Creo que si realmente fuera feliz allí no me haría estas preguntas... también caben otras posibilidades:
-estoy en una época de crisis y realmente no estaría totalmente agusto en ninguna parte
-debo cambiar de aires rapidamente (becas, becas, becas...)
-debo cambiar de mentalidad y dejar de agobiarme
-cuando tenga trabajo de verdad no tendré tiempo para pensar en estas chorradas y la crisis desaparecerá...

¿es todo esto un gran problema? pues no. Porque tengo la posibilidad de elegir (aunque puede que sea eso lo que genere el problema... pero no lo creo)

3 Comments:

Anonymous h said...

puff! te puedo asegurar que tener trabajo fijo no te impide tener dudas existenciales...Bueno, depende de la remuneración del mismo, jijiji.

6:25 p. m.  
Anonymous Be said...

Perri Poderosa, esto no se ventila con un post y un comment... Te llamo, quiero saber de la otra opción. Besos anticrisis.

5:50 a. m.  
Blogger darYrecibir said...

Dónde reside la felicidad
"No hay nadie que venga aquí que no abrigue alguna esperanza, alguna ilusión persistente o algún sueño de que hay algo fuera de si mismo que le puede brindar paz y felicidad."

Texto Cap.29.VII.2
Un Curso de Milagros
A Course In Miracles


No busques fuera de ti mismo. No hay más paz que la paz de Dios y el reino de Dios no está en el mundo, no está fuera de tí, deja de buscar la paz y la felicidad fuera de tí. Porque cuando yo busco la felicidad y la paz fuera de mí mismo, lo único que obtengo es lo contrario. ¿Cómo así?

Exactamente, cuando busco la felicidad y la paz en situaciones, lugares, personas o cosas, -en otras palabras, fuera de mí mismo- me topo de frente con la temporalidad del mundo: el atributo efímero de toda situación, lugar, persona y cosa del mundo me arrebata la paz y felicidad tan pretendida.

Cuando ilusamente traté de "contener", "limitar", "delimitar" la paz y felicidad y "meterlas" en la forma de "una pareja", "un auto", "unas vacaciones", "un empleo", lo que obtuve fue una sensación de posesión con riesgo a la pérdida, a causa del principio de escasez: de que no hay para todos, no todo dura, no alcanza para todos. Esa sensación me alejó de la anhelada paz y felicidad que sólo vivo en el presente.

Me alejó porque en mi mente sólo estaba pensando en cómo cuidar mis bienes, mis posesiones, cómo estirar mis vacaciones: el simple hecho de pensar que era mi último día de vacaciones me hizo suspirar resignándome a que se habían acabado, se habían ido, y eso que todavía no acababan, pero la mera idea de que sería el último día de vacaciones, me distrajo de la paz y felicidad que sólo están cuando atiendo al aquí y al ahora.

El miedo, el miedo que surge cuando pongo mi paz y felicidad fuera de mí, por ejemplo en el auto. ¿Le habré puesto la alarma? ¿Estará bien cerrado? Mi auto es precioso mataría si alguien me lo raya. Por ejemplo la pareja "no me ha llamado", "anoche estuvimos juntos", etc.

Buscar alcanzar la paz y la felicidad mediante formas, personas, situaciones, es garantía de no encontrar paz y felicidad.

La paz y la felicidad están en tí. No busques fuera de ti mismo. No hay más paz que la paz de Dios y el reino de Dios no está en el mundo, no está fuera de tí, deja de buscar la paz y la felicidad fuera de tí. Porque cuando yo busco la felicidad y la paz fuera de mí mismo, lo único que obtengo es lo contrario.


---------------------------------------

2:35 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home