lunes, febrero 06, 2006

La letal perri reina de los capuchinos

La pequeña perrilina mir me ha mandado una especie de versión blógica de la típica carta encadenada (si le mandas esta carta a 50 personas el chico que te gusta te pedirá de salir)… pero más guay y divertida.

Yo que soy perrona he pensado en robar parte de la idea y marcarme un post de la variedad ‘remember’. Y es que la primera pregunta que debes responder en su pequeña encuesta en Cuatro trabajos que has hecho (los suyos son insuperables).

Además de variados trabajos perriodísticos, he sido camarera. Sí, como las actrices y cantantes en estados unidos antes de ser descubierta.

Trabajaba en el Café Pero (una especie de Starfucks pero con el rollo somos-italianos-nosotros-si-sabemos-hacer-café) del distrito financiero de una ciudad europea. Pase un ‘training’ como los marines donde, al final, me pusieron notas y todo. (y sí, las recuerdo estoy enferma)

Atención al cliente 6
Capuchino 9,5 (cabrón… solo él se ponía un 10)
Espresso 7 (es muy difícil hacer un buen espresso)
Café Latte 9
Granizados 8
Caja 8,5 (hacía cosas como confundir eighty con eighteen… y asin)

El caso es que después del ‘training’ me dieron mis camiseta negra y mi delantal (apron... solo aprendí dos palabras trabajando en el Café Pero apron: delantal y tray: bandeja).

Tenía muchos clientes asiduos a los que les encantaba llamarme por mi nombre porque se sentían supercosmopolitas y buenrollista en plan ‘esta camarera extranjera es mi colega’

Uno de ellos: Bob… siempre hacía lo mismo. Pedía un capuchino mediano con leche de soja (sí, sí… puedes pedir eso sin que te detengan por gilipollas) y yo le preguntaba (porque debía no porque quería) ¿quiere chocolate encima? Y el me decía: sí…

Entonces yo cogía el bote del chocolate en polvo que era como un azucarero y lo espolvoreaba encima del capuchino con golpes secos de muñeta…

El decía: más

Y yo seguía un rato más… unos cuantos golpes secos de muñeca después paraba

El decía: más

Y yo seguía sintiendo como si fuese una secretaria americana de los años 80 haciendo una felachu (o algo guarro) a mi jefe con las uñas pintadas de rojo…

El decía: más

Y yo sentía que iba a saltar la barra y le iba a meter el paraguas que siempre llevaba por el culo y luego lo iba a abrir (dentro de él)

Al final decía: Ya (Diossssssssssssssssssssssss)… ahora ya es tan dulce como tu sonrisa (como mi sonrisa, cabrón!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Pero si te estoy poniendo la misma cara que si me estuviese bañando en una piscina de pus)….

El último día, cuando ya sabía que me iba a ir… perpetré mi venganza… primero le puse leche normal entera en le capuchino (pero pensé, acertadamente, que parecía como si me vengase del tío que acaba de prenderle fuego a mi casa sacándole la lengua)… asi que lo hice. Escurrí la balleta del baño (que había llevado a la cocinilla para limpiarla… con guantes of course) en su taza….
… le masturbé el azucarero del chocolate en polvo como a el le gustaba
… y disfruté mientras se tragaba ese agua con el que había sido limpiado un váter donde diariamente hacían sus cosas unas doscientas personas.

27 Comments:

Blogger Mago said...

Perri, me das miedo.

5:18 p. m.  
Anonymous sabr said...

madrid_erotica said...
http://www.fotolog.com/madrid_erotica/?photo_id=16549060

5:34 p. m.  
Anonymous desnateit said...

no coments, me estaba encantando hasta que llegaste a la balleta, burrggaghh qué ajco! te habia soñado, lo queria todo contigo y ahora me siento como ahogado contra mi voluntad por un mafioso obeso que me estrangula el cuello desde el pescuezo para hacerme tragar todo el pus de la piscina esa que nombras. buaaaagrgggrrrj

6:36 p. m.  
Anonymous laperri said...

lo siento desnateit.... bob se lo merecía, te lo aseguro...
... la vida no es siempre rainbonwbright...
fue bonito mientras duró...

6:37 p. m.  
Anonymous sabr said...

diosssss.... delicioso perri... dulce crueldad si señor!!!

8:18 p. m.  
Anonymous laperri said...

la balleta estaba allí...
fue todo muy rápido...
de repente la balleta estaba en mi mano...
y antes de que pudiesse reaccionar estaba escurriéndola asi como de tapadillo...
pero fueron solo dos gotillas...
¡lo juro!...
..y no estaba tan sucia...
...bob se lo merecía...
¡Soy inocenteeeeeeeee!
(bueno no... pero da igual)

8:24 p. m.  
Blogger mir said...

perri, estás enferma... pero me he reido tantoooo... jajajjajajaj

recuérdame que YO TE INVITE A TODO, quiero decir, si alguna vez nos conocemos, YO SERÉ la que traiga las bebidas de la barra a la mesa.

XD

(Ah, y TÚ SI PODRÁS FIARTE DE MI)

8:38 p. m.  
Anonymous laperri said...

jooooooooo...
que soy buena...
que solo le hago eso a los supermalos... :(

de verdad...
todos tenemos un lado oscuro... incluso la superperri
jijijijiji

8:42 p. m.  
Anonymous didi said...

no aceptaré un café -o similar- tuyo en la vida.

(recuérdamelo por si se me olvida)

9:54 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

fff no me extraña

10:28 p. m.  
Anonymous laperri said...

solo lo hago con malos...

¿qué es que vosotros sois unos santos!!!!!!!

pues que aburrimiento...
y didi... tu mañana tienes una cita conmigo (con o sin café)....

... no vuelvo a contar maldades

10:30 p. m.  
Blogger Anómalo said...

Perri, los justicieros enmascarados siempre son juzgados. Por eso yo no uso mi invisibilidad para combatir el mal, sino para pasear impune por encima de céspedes en los que está prohibido pisar.
En cualquier caso: qué asssssco.

10:57 p. m.  
Blogger Andrea said...

Perri,
no sabía si dejar este comentario o no, pero tras haber leído la regañina que te han echado y porque estoy bajo el efecto de una traducción inversa sobre drogas que posiblemente me deje sin dormir, confieso lo siguiente :
Cuando tenía más o menos 9 años exprimí unas deliciosas mandarinas del arbol que teniamos en el jardín. Mi familia se puso supercontenta y se tomó el zumo. Yo dejé el mio sin tocar porque había visto a los gusanitos nadando en los vasos de los demás...y no dije nada.
No sé por qué lo hice!

11:09 p. m.  
Blogger damupi said...

a mi me han contado q un chaval trabajaba en el foster's hollywood, y cdo sabia q venia alguien q les caia mal, le endiñaba un escupitajo a la hamburguesa.
Pd: trabaje en una pizería y NUNCA hicenada de eso, salvo poner piña caducada en las hawaianas q nos pedian.
Tranquilos, ya no soy pizzero

1:50 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Un amigo me contó que hace unos años, antes de montar a un avión bebió un zumo de mandarina. Al aterrizar y llegar a la City, necesitaba imperiosamente un café, así que entró en una cafetería italiana, ante la camarera, con pinta de extranjera perriaguda, dejó la maleta, haciéndole una mueca como de "vigílame esto".

Al mear notó como una descarga eléctrica, no podía creer lo que veía, un gusano salía de su uretra, lo miraba con cara de polizonte desde el borde del water. Al salir, asustado y ensimismado en el gusano, tropezó con la señora de la limpieza.

El café no era del todo malo. Su gusano estaba en esa balleta, podía verlo perfectamente, su cara de polizón era inconfundible. Parecía implorarle ayuda antes de caer en el capuccino, lo vio sumergirse lentamente... se sintió un cobarde por no hacer nada por impedirlo. Al fin y al cabo eran compañeros de viaje.

Los Sin Dios

1:59 a. m.  
Blogger mir said...

Andrea, cariño, recuérdame que yo tampoco me deje invitar por ti a comer o beber algo...

NUNCA SE ME HA OCURRIDO HACER ALGO PARECIDO, PANDILLA DE PERVERSAS!!!!

¿será mi pasado catequista el que me cohibe? :S

10:55 a. m.  
Anonymous ana said...

hola no tiene tanta relacion pero cuando eramos pequeños mi hermano me caia fatal. Yo Tenia un botecito de madera con restos de polvo de talco y durante algun tiempo estuve echandome pedos en él. Un buen dia se lo hice oler a ver si adivinaba porque olia como olia, al final y delante de la chica que le gustaba le dije de donde venia ese aromilla, pero ademas me inventé que le había visto a él en posturas raras colando los pedos. La chica pensaría que eramos locos locos. Yo disfruté, aún lo hago al pensarlo.

11:01 a. m.  
Anonymous Ludmila said...

Hm, hm... todos tenemos asquerosidades que ocultar. Hm, hm, hm... años atrás trabajé como camarera de catering (y no soy actriz, ni cantante, ni periodista), servíamos bodorrios y banquetes institucionales. Bien, cuando la prisa apuraba me vi obligada por mis superiores a hacer un chocolate caliente en una olla que previamente fue usada como cenicero, basurero y guarradas varias. Luego, al igual que tú perri, tuvimos que salir con la sonrisa bien marcada.
Ese catering actualmente se encarga de servir los convites del Círculo de Bellas Artes, de modo que al loro

11:07 a. m.  
Anonymous austero said...

Hola perri ¡cuánto tiempo! Siempre he pensado que mi profesión no guardaría interés para una 'mueve rabito' como tú; sin embargo leyéndote me has brindado el atractivo que cualquier callejero envidia en un galgo, en un afgano.
Perri: soy inspector alimenticio. ¿nos citamos? puedo documentarte y tal vez pasemos de comidas o cenas y..

11:15 a. m.  
Blogger Galufante said...

Está claro que la mano que maneja la bandeja es la mano que dirige el mundo...

No quiero ni pensar en las barrabasadas de que he podido ser objeto...no sé hasta que punto puede parecerme gracioso...Me lo pensaré dos veces la próxima vez que tenga que pedirle al camarero que me caliente la sopa...

Agur.

12:05 p. m.  
Anonymous MadameDiscordia said...

Me parece admirable tener el valor de hacer algo así. Yo he soñado con condimentar más de una bebida o platillo a lo largo de mi vida, pero nunca he sido capaz.

12:10 p. m.  
Anonymous Pietra said...

Joer, Perri y demás fauna de estos lares...no tengo palabras, pero he encontrado a mis héroes!!

12:37 p. m.  
Blogger Melisa said...

¡Eres mala!

Y por eso eres mejor :)

8:37 p. m.  
Blogger perri said...

jo, vuestros testimonios me tranquilizan un poco la conciencia... y Los Sin Dios... me ha encantado tu momento serendipia...jijiji...
Aguadora.. no fui nada valiente, fue solo un golpe de estado de mi subconsciente, asi que no tiene mucho mérito,pero bueno...

¡viva el lado oscuro y los perris sith!

8:48 p. m.  
Blogger unterm rad said...

ein?

7:16 p. m.  
Blogger unterm rad said...

alguien sabe dónde se esconde la bohême??

7:17 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

dios, tia, que cerda eres

8:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home