jueves, septiembre 22, 2005

tzun tzun tzun tzun tzun tzun uuuaaaaaaaaaaa

Ella era estupenda. Aquella mañana llevaba la ropa con la que se sentía más favorecida, el pelo le había quedado inusitadamente sedoso y se había levantado con el cutis estupendo. A la salida del trabajo le esperaba un plan estupendo y un chicarrón con pinta de cortar troncos se había tragado una papelera al darse la vuelta para mirarla. De fondo sonaba la música de un anuncio de compresas…. Hasta que una paloma decidió defecar sobre su sedoso pelos, su ropa fantástica y suave y su cutis resplandeciente….
… la música del anuncio de compresas paró de golpe… y la ira reconcentrada le erizó el pelo que, pegajoso por la cagada, parecía el de una neandertal menstrual y enrojeció su cutis haciendo ascender a la dermis todos los puntos negros que dormían el sueño de las impurezas…
… Ahora, ella es estupenda y lleva en su bolso rojo maravilloso una escopeta plegable para exterminar a la envidia materializada en ser que sobrevuela la ciudad.

4 Comments:

Blogger HabladoraDePerr@s said...

jejejejejejjeje, que bueno!

6:32 p. m.  
Anonymous mago said...

Odio a las palomas; ratas voladoras. También odio a los delfines, pero a las palomas mucho más. Merecen el exterminio y lo peor es que la gente me mira raro cuando lo digo. Los abuelos que les dan miguitas merecen todo mi desprecio.

11:52 p. m.  
Anonymous ardid said...

Es que las palomas son una plaga urbana! Cuando paso por debajo de cables y postes de electricidad densamente ocupados voy mirando hacia arriba y dando pasos extraños con tal de esquivar los proyectiles. Ni qué decir tiene que la gente me mira raro... Y que alguna vez he estado a punto de ser atropellada por cruzar a la acera segura cuando no debía

4:13 p. m.  
Anonymous mir said...

ajajjajaja, he vuelto perri, veo que estás más "fina" que nunca (y más delgada tambien... no nos ofendamos...)

ajjajajja, muy bueno... sigo leyéndote.

3:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home