lunes, marzo 21, 2005

Exausta

Tengo sed y el vaso está encima de la mesa. Yo estoy sentada en la cama escribiendo mails. En un esfuerzo sobrehumano he extendido el brazo para alcanzar el fresco liquidillo. No llego. Lo miro. Me mira. Deseo tener poderes telepáticos como Joda, pero no los tengo. Oigo un ruido que identifico como los pasos de mi compañera de piso, U. Si U pasa por delante de mi puerta puedo decirle cualquier cosa para que entre en mi habitación y cuando esté de pie respondiéndome, pedirle que me acerque el agua. Los pasos se alejan. Trago saliba. Miro el vaso y pienso en como se puede ser asi de vaga. Habría saciado mi sed hace minutos si en vez de pensar estrategias para llegar al agua sin moverme hubiese tenido ese arranque que poseen los seres animados y movida por mi instinto hubiese cogido el vaso. Soy una piedra o más bien una seta, anclada a mi cama. Pienso en mi decadencia como ser humano mientras me rasca la garganta. Hace una semana que una pelusa de dimensiones amenazadoras se ha instalado bajo mi silla de trabajo. La veo cada día al levantarme. Aún sigue ahí... ahora mismo la estoy saludando con la mano. Unos metros encima de la pelusa está el agua. Creo que voy a matar dos pájaros de un tiro.

2 Comments:

Blogger Deckardd said...

Young Padawan, tantos meses de aprendizaje de la fuerza pa ná....

11:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

osti, ya en el título. ExHHHHausta. Me estás provocando, no?

1:28 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home